Miércoles 1 de diciembre de 2021

El papa Francisco visitará la sede de Scholas en Mozambique

  • 30 de agosto, 2019
  • Maputo (Mozambique) (AICA)
En el marco del viaje apostólico del papa Francisco a Mozambique, el jueves 5 de septiembre, el Pont
Doná a AICA.org

La primera escala del viaje apostólico del papa Francisco al continente africano del 4 al 10 de septiembre, será Mozambique, país en el que Scholas Occurrentes tiene una de sus 12 sedes. 



El jueves 5 de septiembre estudiantes delegados de Scholas de Maputo, Mangunze, Muvamba, Xai - Xai y Tofo, en representación de los más de 2.700 que participan de los programas de Scholas Ciudadanía, FutVal y Surf, tendrán un encuentro personal con el Papa. 



Durante el encuentro conversarán acerca de las problemáticas que más los afectan y los proyectos que proponen para superarlas en cada una de sus comunidades. 



Scholas Mozambique se encuentra transitando el programa FutVal, Fútbol con Valores, desde el pasado 22 de agosto y hasta el 6 de septiembre, en la ciudad de Muvamba, provincia de Inhambane, sudeste del país. 



La fundación Scholas ha puesto en marcha importantes iniciativas en Mozambique, entre las que se destaca la primera edición de Scholas Ciudadanía, programa fundacional de Scholas, en Mangunze en 2017, cuando reunió cerca de 200 alumnos de seis escuelas de la zona para trabajar de forma conjunta en la solución de temas que más les preocupaban como jóvenes: la precariedad educativa y la falta de recursos para poder asistir a la escuela, el consumo de drogas y el acoso sexual. 



En el 2018 el turno fue para deporte: el programa de FutVal y el Surf Club de Scholas. En agosto de ese año, más de 200 jóvenes de la provincia de Gaza participaron de la experiencia pionera de fútbol con valores, que contó con el apoyo de asociaciones civiles y religiosas y de la Gobernación de la Provincia de Gaza. 



Ese mismo año también nació el Surf Club de Scholas en Tofo, una propuesta innovadora que hoy está sirviendo de inspiración para ser aplicada en otras regiones; niños y adolescentes que abandonaron sus estudios y sus hogares para someterse a los pocos turistas que transitaban sus playas, aprendieron no solo a perder el miedo al agua y a subirse a una tabla de surf sino también la dignidad de vivir con sentido.+ 


NOTICIAS RELACIONADAS