Jueves 13 de junio de 2024

San Rafael: dos décadas del proyecto 'Una frazada para mi hermano'

  • 25 de abril, 2024
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
La Pastoral de Comunicaciones de la diócesis entregó un reconocimiento a quienes, año a año, colaboran con esa iniciativa. Este año, las donaciones fueron para una escuela y un hospital.
Doná a AICA.org

La sede de Cáritas de la diócesis de San Rafael fue epicentro de la 20ª edición del proyecto ‘Una frazada para mi hermano’, que precisamente celebró dos décadas asistiendo a las personas más necesitadas

Con la presencia de ex directores de Cáritas, de la actual directora, Graciela García, y de un grupo numerosos de voluntarios, la Pastoral de Comunicaciones de la diócesis entregó un reconocimiento a los artífices e impulsores, que año a año, continúan este proyecto. 

“Es una jornada muy especial para todas nosotras, sentimos más amor y cariño sabiendo a dónde van nuestros acolchados. Es muy gratificante, y nos da el empuje para seguir haciendo estos cuadraditos de amor que se convierten en acolchados”, comentó Estela Torres, quien fue una de las primeras voluntarias que se reunió con otras para cortar cuadraditos de tela, unirlos y convertirlos en acolchados que, posteriormente, son donados a diferentes instituciones.

Este año, la donación fue de 23 acolchados y 23 camperas para la escuela albergue Carapacho, de Malargüe, y también se donaron 15 mantas de cuna al área de neonatología del hospital Teodoro Schestakow, junto con otros ocho acolchados para el área de psiquiatría de ese nosocomio.

Uno de los momentos emotivos de la jornada se produjo cuando las voluntarias recibieron el reconocimiento por parte de la Pastoral, cuyo delegado, presbítero José Antonio Álvarez, firmó el reconocimiento, que fue recibido por Estela Torres, quien agradeció el gesto. “Estoy muy emocionada, no tengo palabras de agradecimiento, nos llena el corazón este reconocimiento”, manifestó.

Por su parte, María Rosa Sesé, periodista e integrante de la Pastoral, destacó que fue un reconocimiento a la labor, la entrega y dedicación durante estos 20 años. “Cada año, difundimos esta tarea que realizan las voluntarias y, en esta edición especial, queríamos hacerles este humilde reconocimiento e incentivarlas a que sigan trabajando con tanto amor”, subrayó.

El texto de la placa entregada como reconocimiento decía: “La Pastoral de las Comunicaciones felicita, reconoce y destaca la perseverancia y labor de los voluntarios que han trabajado, durante estos 20 años, en la jornada ‘Una frazada para mi hermano’”. 

Además, la distinción fue acompañada con una frase de la Madre Teresa de Calcuta: “No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar”.+