Sábado 31 de julio de 2021

Los obispos argentinos animaron a vivir la Pascua con esperanza

  • 5 de abril, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Los obispos argentinos se unieron a la alegría de la comunidad cristiana al vivir una nueva Pascua, y animaron a la esperanza en este tiempo de dificultad.
Doná a AICA.org

Con motivo de la celebración de la Pascua, los obispos argentinos compartieron mensajes de alegría y esperanza con los fieles.

Monseñor Pablo León Hakimian, obispo de los armenios católicos de América Latina, exclamó: “¡Cristo resucitó de entre los muertos, bendita sea la resurrección de Cristo!” y llamó a olvidarnos por un momento de la situación que vive el mundo, de los sufrimientos, de las enfermedades, de las muertes, y “miremos a Aquel que venció sobre la muerte” y que nos trajo “la verdadera paz y libertad interior”.

El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, presidió la Vigilia Pascual, y en su homilía advirtió que la Resurrección del Señor “no nos consiente permanecer fuera de nosotros mismos; nos obliga a entrar en nuestra propia humanidad”.
“Cristo no sólo nos ha revelado la victoria de la vida sobre la muerte, sino que nos ha traído con su resurrección la nueva vida. Nos ha dado esta nueva vida. ‘¿O ignoran que cuantos hemos sido bautizados en Cristo Jesús fuimos bautizados para participar en su muerte?’ Con Él hemos sido sepultados por el bautismo para participar en su muerte, para que como Él resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una nueva vida”, aseguró.
» Texto completo de la homilía

“Que la resurrección de Jesús, el encuentro con el Resucitado, renueve en nuestra vida dos cosas: la conciencia moral y la santidad”, deseó el obispo de Chascomús, monseñor Carlos Humberto Malfa, animando a buscar siempre el amor, la verdad y el bien, y a evitar siempre el mal. Y citando al papa Francisco, recordó que “la santidad es el rostro más bello de la Iglesia”.

El obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, saludó a la comunidad para acompañar el tiempo pascual. “En la Pascua proclamamos: ¡Jesucristo ha resucitado! ¡Jesús es el Señor! En su resurrección se ha manifestado la gloria del amor ‘obediente hasta la muerte y muerte de cruz’. Su resurrección es fuente de Vida nueva para el que cree”.
» Texto completo del mensaje

El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, recordó que "la celebración de la Pascua de Resurrección nos devuelve al acontecimiento que vivieron María Magdalena y los apóstoles".  Al desearnos una Pascua feliz, renovadora de nuestra vida -afligida hoy por la persecución y el martirio- nos comprometemos, como los primeros cristianos, “a ofrecer su Buena Noticia a nuestros coetáneos", consideró.
» Texto completo de la homilía

El obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, expresó: “Con la alegría de la Resurrección que nos da la audacia y valentía-parresía-, nos empeñamos con todas nuestras fuerzas y creatividad para ser ‘la Iglesia que Cristo soñó al fundar’: ‘Una Iglesia bautismal-pueblo de Dios, en salida misionera, con estilo sinodal’, plasmado y reflejado en las actitudes y estructuras pastorales”. En ese sentido, alentó: “Dóciles al poder de la Resurrección, aceptemos la urgencia de la Palabra: ‘Levántate…este mensaje te incumbe a ti ¡Ánimo y manos a la obra!’”.
» Texto completo del mensaje

El obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, deseó “que el Señor nos conceda poder vivirlo un poquito más de cerca, presencialmente, y poniendo nuestra vida en la casa del Señor para que nos transforme, para que ese proceso de muerte y vida que se dio en la persona de Jesús, el Salvador, también a nosotros nos renueve”.

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, presidió la Vigilia Pascual, y en su homilía invitó a dejar que Cristo pase por nuestras vidas para transformarla. “Pascua es el paso de Cristo por nuestras vidas”, destacó.

El obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, presidió la misa del domingo pascual en la catedral. En su homilía, expresó: “En medio de esta situación mundial de la pandemia, que nos afecta a todos, que afecta a la humanidad, nosotros hoy proclamamos la resurrección del Señor, proclamamos la vida, proclamamos la esperanza y proclamamos algo muy importante que cantábamos al comienzo: Murió la muerte, murió la muerte en la cruz de Jesús. Murió la muerte, venció la vida, y la vida que da origen al amor. Triunfó el amor”.

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, expresó: “En este domingo de Pascua queremos transmitirle a tantos hermanos y hermanas que están tristes y sufren como consecuencia de esta pandemia, a muchos que perdieron la fe y a veces el sentido de la vida, que nuestra existencia está cargada de sentido cuando nos encontramos con Dios. Con un Dios que por amor se hizo uno de nosotros, que asumió nuestros sufrimientos, que murió y resucitó”.
“Como en nuestro pasado, hoy también la celebración de la Pascua nos renueva en la esperanza. Como los Apóstoles en el texto del Evangelio de este domingo, como tantos santos, mártires, hombres y mujeres en nuestra historia, nosotros también necesitamos encontrarnos con Cristo Resucitado, para ser signos de esperanza y transformación en nuestro tiempo”, animó.
» Texto completo del mensaje

“¡Felices Pascuas! La gran novedad: Cristo ha resucitado, la Iglesia lo predica a lo largo de los tiempos y es realmente lo que ha cambiado la historia de los hombres. Entonces, que en estos días podamos renovar nuestra fe en Cristo, que hace que nuestra caridad pueda desplegarse con un mayor ímpetu en el seno de las familias, de las comunidades, de todas partes”, expresó el obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, en un mensaje que acompaña su carta pastoral.

El obispo de San Carlos de Bariloche, monseñor Juan José Chaparro CMF, envió un mensaje a la comunidad: “Estamos en esta Semana Santa, tan importante para los cristianos de todo el mundo. Algunos podemos reunirnos en nuestras comunidades, otros no tanto, pero tenemos esta bendición de compartir la fe, transitando con Jesús, así como entró a Jerusalén y es aclamado, proclamamos nuestra fe en Él”, expresó el obispo, y animó a “abrazar y acompañar a nuestros hermanos que pasan en estos tiempos por la cruz, tantos y tantas”.

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, centró su mensaje en las mujeres que fueron al sepulcro. “Al saludarlos en esta Pascua 2021, también este año en pandemia, no puedo sino invitarlos a experimentar el mismo vértigo de aquellas mujeres. Solo así estamos en condiciones de convertirnos en discípulos misioneros de Jesús resucitado”, consideró. “Miremos, si no, a estas benditas mujeres: tuvieron que pasar por esa fuerte experiencia para llegar a ser ‘apóstoles de los apóstoles’. Con ese anuncio comenzará la historia de la que somos parte: historia de fe, de misión y de esperanza compartida. Porque también nosotros hemos recibido el mismo mandato: vayan y cuenten a todos esta buena noticia”, animó.
» Texto completo del mensaje

En la Vigilia Pascual, el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, expresó: “Necesitamos dar el paso de la Pascua y necesitamos escuchar la Palabra, pero hacerla carne. No quedarnos con nuestras propias palabras y convencimientos”.
“Construyamos una Pascua para San Luis, siendo testimonio alegre de la vida. Del perdón. Testigos de verdad. Constructores de una Iglesia viva donde todos se sientan parte. Dios está vivo. Cristo ha resucitado y nos llama a dar testimonio creíble y confiable. ¡Feliz Pascua!”.
» Texto completo de la homilía

El obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, expresó: “Esta alegre noticia que resplandece en la liturgia, en nuestros corazones nos llena de consuelo, de esperanza. Jesús, que entregó por nosotros su vida hasta la muerte, que descendió al lugar de los muertos, ha vuelto a la vida: una vida que no muere más, a una vida como la que esperamos alcanzar por su resurrección. Que la pascua de Jesús nos renueve a todos en la fe, en la esperanza, en el amor”, deseó.

El obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM y su auxiliar, Enrique Martínez Ossola, y el obispo de Añatuya, monseñor José Luis Corral SVD, enviaron un mensaje en ocasión de la fiesta de Pascua. “La resurrección de Cristo provoca por todas partes gérmenes de ese mundo nuevo y su fuerza imparable e invencible ha penetrado la trama oculta de esta historia para reconducirla hacia su plenitud”, afirmaron. 
“Estamos convencidos que su muerte y resurrección no es en vano. Esta Pascua, que irrumpe y nos alcanza en las circunstancias que vivimos marcadas por la incertidumbre y el temor, nos motiva a comunicar su alegría y a llevar su luz a todos los lugares, hacia todas las periferias y a los nuevos ámbitos donde hace más falta la vida del Señor Jesús”, aseguraron.
» Texto completo del mensaje

La Resurrección, consideró el obispo coadjutor de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, “es la luz que revela todo el misterio del hombre”; y también “es el epicentro de la Buena Noticia de la salvación universal”. La resurrección de Jesús fue para los apóstoles “el motor y el contenido de la Buena Noticia, que conduce hacia la resurrección de todos los hombres”. Por eso, exhortó a los fieles: “¡Renueva tu amor hacia el Señor y pídele el don de la certeza de que Él está vivo! ¡Él está vivo! Y entonces, el Señor resucitado colmará de alegría tu corazón. Y tendrás una ¡feliz Pascua de Resurrección!”.
» Texto completo del mensaje

El obispo de Zárate-Campana, monseñor Pedro María Laxague, animó a seguir el ejemplo de Cristo, que abrazó su cruz, y cargar nuestras cruces sabiendo “que Él mismo dijo: El que me quiera seguir, que cargue su cruz y me siga, y yo la haré liviana. El Señor puede transformar nuestras cruces difíciles, duras, amargas, injustas, en más livianas y más posibles a nuestras fuerzas”, aseguró.