Miércoles 1 de diciembre de 2021

Mons. Martínez: "Seremos creíbles si nos reconocemos como hermanos"

  • 28 de febrero, 2020
  • Posadas (Misiones) (AICA)
"Seremos creíbles si nos reconocemos como hermanos", se titula el mensaje para la Cuaresma 2020 del obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, en el que anima a la comunidad diocesana a ejercitar la caridad en favor de los hermanos más necesitados de la región.
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, envió una carta pastoral con motivo del comienzo de la Cuaresma 2020, que tituló: “Seremos creíbles si nos reconocemos como hermanos”. Con tres apartados dedicados a la unidad, la comunidad y la caridad, el prelado se dirigió a la comunidad diocesana.



Al comenzar, monseñor Martínez menciona al tiempo cuaresmal como “un tiempo de gracia y penitencia que nos prepara a vivir más intensamente el misterio central de nuestra fe que es la Pascua”. El misterio del amor de Dios, “un Dios cercano que se hizo hombre, de Jesucristo el Señor que por nosotros murió y resucitó”.



El prelado guio la carta con el texto evangélico de San Juan: “Que todos sean uno, como Tú, Padre, estás en mí y yo en ti. Que también ellos estén en nosotros para que el mundo crea que Tú me enviaste”, a fin de animar a la comunidad a poder “reconocer al otro como hermano”.



En el primer punto, titulado “Que sean uno”, recuerda que “el fundamento último del amor humano está dado en el mismo amor trinitario”. En este sentido, la unidad, es “causa de credibilidad del anuncio, de nuestra acción evangelizadora”.



Luego, el segundo punto se refiere a “El escándalo de la división”, es decir, lo que sucede naturalmente en los contextos sociales. “Nuestro tiempo está fuertemente ensombrecido por el secularismo y el materialismo que con frecuencia nos llevan al odio, a la violencia, a dañarnos los unos a los otros, o, nos impulsa a uno de los peores flagelos actuales: la indiferencia”, detalla.



Y anima a “convertirnos y revisar aquello que cada uno puede hacer para no aumentar el daño ecológico al planeta y el daño ecológico humano desde nuestro estilo de vida”; a hacer un “examen de conciencia concreto sobre si reconocemos a los otros como nuestros hermanos”.



Finalmente, “Ejercitarnos en la caridad”, es el camino que debemos seguir en el tiempo cuaresmal, “un tiempo para volver a Dios”. Monseñor Martínez aprovechó para hacer referencia a la “Colecta del 1%” que se realiza cada año en la diócesis, en favor de los hermanos más necesitados de la región, “para ayudar a mejorar viviendas precarias, a construir viviendas en situaciones de emergencia, a agregar alguna habitación o bien, a realizar y mejorar baños y letrinas”, detalló.



“Este tiempo cuaresmal nos ayudará a revisarnos desde el amor que Dios nos tiene, con la certeza de que, si volvemos a Él, nos recibirá con un abrazo de Padre como al hijo pródigo. Esta experiencia es Pascual, es la que nos impulsa a ser puentes del amor de Dios y a salir de nosotros mismos e ir hacia todos, especialmente hacia los más necesitados como testigos de la Pascua y de la esperanza”, dijo el obispo de Posadas al concluir su carta pastoral.+