Jueves 9 de diciembre de 2021

Obispos argentinos llamaron a comunicar esperanza y confianza

  • 30 de mayo, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
En el marco de la 51ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (JMCS), los obispos argentinos presidieron misas o difundieron mensajes sobre el lema de este año: "No temas, que Yo estoy contigo. Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos". Los prelados y sacerdotes responsables del área fundamentaron sus reflexiones en el mensaje del papa Francisco para esta ocasión, cuyo texto entregaron a periodistas y comunicadores de sus diócesis.
Doná a AICA.org
En el marco de la 51ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (JMCS), que se celebra en la solemnidad de la Ascensión del Señor, los obispos argentinos presidieron misas o difundieron mensajes sobre el lema de este año: "No temas, que Yo estoy contigo. Comunicar esperanza y confianza en nuestros tiempos".

Los prelados y sacerdotes responsables del área fundamentaron sus reflexiones en el mensaje del papa Francisco para la JMCS 2017, cuyo texto entregaron a periodistas y comunicadores de sus respectivas diócesis.

* Mons. Santiago Olivera (presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social): "Debemos entender que la comunicación es siempre para la comunión y está íntimamente relacionada con nuestro ser cristiano? Es un gran desafío ser comunicador, entender lo que comunicamos y cómo lo comunicamos. Estamos invitados a romper ese círculo vicioso de la angustia, a frenar el espiral del miedo, sin ocultar lo negativo y la información, mirar adelante con optimismo maduro".

* Mons. José María Arancedo (Santa Fe de la Vera Cruz): "En este contexto de trasmitir un mensaje, la Iglesia quiere valorar el sentido de los medios de comunicación social, como esa presencia necesaria en la trasmisión de valores que elevan la dignidad de la personas y saben crear vínculos de encuentro. Mis saludos y oraciones a todos los que participan en los medios de comunicación".

* Mons. Jorge Lozano (coadjutor de San Juan de Cuyo): "La certeza de la fe en Cristo Resucitado es lo que nos alienta y estimula. La Pascua inaugura un tiempo nuevo en el cual la vida y el amor pueden más que la muerte y el odio. Tenemos una muy buena noticia para comunicar, para compartir con los hermanos. Ciertamente no se trata de negar la realidad ni hablar solamente de ´cosas lindas´. La cuestión reside en no quedar atrapados en la búsqueda de lo que más vende, aunque se destruyan valores familiares o el derecho a la intimidad".

* Mons. Ramón Dus (Resistencia): "Reflejar la vida de la Iglesia que vemos en todos los medios de la ciudad, esto es una fortaleza que tenemos? Siempre hacemos comparaciones con otros ambientes que uno ha vivido, pero quizás por cultura de la ciudad y esta zona llama al intercambio y al interés que expresan esta apertura y esta cercanía, por eso en primer lugar, realmente, quiero agradecer".

* Mons. Luis Urbanc (Catamarca): "En su mensaje el Papa Francisco invita a ensanchar el horizonte de la esperanza y de la misión: la esperanza fundada sobre la buena noticia que es Jesús nos hace elevar la mirada y nos impulsa a contemplarlo en el marco litúrgico de la fiesta de la Ascensión. Aunque parece que el Señor se aleja de nosotros, en realidad, se ensanchan los horizontes de la esperanza? Por medio de ?la fuerza del Espíritu Santo? podemos ser ?testigos? y comunicadores de una humanidad nueva, redimida, ?hasta los confines de la tierra?".

* Mons. Jorge Lugones SJ (Lomas de Zamora): destacó la misión de los apóstoles ?hoy los comunicadores- y "el anuncio encargado por el Señor", y renovó la invitación a compartir el evangelio de cada domingo con aquellos que no vienen a la Iglesia? Y se preguntó si "tenemos un espíritu crítico de las noticias y acontecimientos que presentan los medios".

* Mons. Antonio Marino (Mar del Plata): destacó que "los papas fueron poniendo un interés creciente en la presencia de la Iglesia en los medios de comunicación, como nuevos areópagos desde los cuales anunciar al mundo nuestras convicciones" y, tras considerar que los medios de comunicación son "un vehículo para anunciar el Evangelio", invitó a todos los comunicadores que tienen convicciones cristianas a "expresar con naturalidad su modo de ver la realidad, sin vergüenza de las convicciones que uno tiene".

* Mons. Juan Rubén Martínez (Posadas): "Invito a todos a ofrecer a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo narraciones marcadas por la lógica de la buena noticia? Esta buena noticia, que es Jesús mismo, no es buena porque esté exenta de sufrimiento, sino porque contempla el sufrimiento en una perspectiva más amplia, como parte integrante de su amor por el Padre y por la humanidad? En Cristo, Dios se ha hecho solidario con cualquier situación humana, revelándonos que no estamos solos, porque tenemos un Padre que nunca olvida a sus hijos? Por medio de la fuerza del Espíritu Santo podemos ser testigos y comunicadores de una humanidad nueva, redimida, hasta los confines de la tierra".

* Mons. Emilio Cardarelli (vicario general de Rosario): "Un comunicador cristiano ha de ser capaz de proponer moler siempre el buen trigo, el trigo bueno, no significa esto negar la existencia del mal en el mundo, ni del maligno en el mundo, significa que el cristiano ante todo ha de ser el gran anunciador de la buena noticia? Debemos pensar que entre todos estamos llamados a comunicar la buena noticia, la luz desde la cual debemos mirar, es la luz del misterio pascual, y saber que todo situación por más difícil que sea tiene solución, porque el mal ha sido vencido".

* Presbítero Alan Sosa Tello (delegado episcopal de Comunicaciones de San Luis): "Los comunicadores no tenemos que perder la capacidad de contemplar la acción de Dios en el mundo, en el curso de la historia, con la lógica de la misericordia que llena de alegría sanadora y trasformadora el alma del pueblo. Seamos constructores de espacios de libertad y de comunión, sin tomar otro partido que el de Cristo, el Evangelio y la Iglesia".+