Domingo 2 de octubre de 2022

Solidaridad del Celam con el sufrimiento que vive el pueblo y la Iglesia en Nicaragua

  • 8 de agosto, 2022
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Siguen las muestras de solidaridad en todo el continente con la Iglesia de Nicaragua ante el constante hostigamiento que viene sufriendo por parte de las autoridades gubernamentales.
Doná a AICA.org

“El Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) se une al sufrimiento que vive gran parte del pueblo de Nicaragua y la Iglesia que peregrina en esta querida tierra, sus fieles y pastores, ante el constante hostigamiento que viene sufriendo por parte de las autoridades gubernamentales”, expresa el comunicado firmado por el arzobispo de Trujillo (Perú), monseñor Miguel Cabrejos Vidarte y por el arzobispo de San Juan (Argentina), monseñor Jorge Eduardo Lozano, presidente y secretario respectivamente del organismo eclesial.

“Los últimos acontecimientos -dice el texto-, como el asedio a sacerdotes y obispos, la expulsión de miembros de comunidades religiosas, la profanación de templos y el cierre de radios, nos duelen profundamente. Les manifestamos nuestra solidaridad y cercanía”.

El comunicado cita a Gaudium et spes: “Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en el corazón de la Iglesia. Ella se siente íntima y realmente solidaria del género humano y de su historia”, de ahí que el Celam exprese su acompañamiento “a nuestros hermanos que por distintos caminos buscan ser voz de los que no tienen voz, para construir un diálogo capaz de trazar un camino de unidad y de paz”.

Recordando que en medio de las dificultades Dios nos dice: “No te asustes y desmayes, que contigo está el Señor, tu Dios, donde quieras que vayas”, invitan a “todos nuestros hermanos y hermanas en América Latina y El Caribe a unirnos en oración por el pueblo nicaragüense, sus líderes, autoridades y la Iglesia ya que 'cuando un miembro sufre, todos los miembros sufren con él'”.

Los obispos bolivianos
Por su parte también la Conferencia Episcopal Boliviana manifestó su cercanía en un comunicado suscrito por monseñor Aurelio Pesoa, presidente, y de monseñor Giovani Arana, secretario general

Los prelados bolivianos, citando el pasaje bíblico de Mateo, apuntaron que “felices ustedes, cuando por causa mía los insulten, los persigan y les levanten toda clase de calumnias”.

Señalan que “los últimos acontecimientos vividos como son el cierre de emisoras católicas, el ingreso por la fuerza en la capilla Niño Jesús de Praga, los ataques verbales a la Iglesia por mediar al querer buscar una salida pacífica a la crisis que vive su país desde el año 2018”.

Como también “la persecución y asedio a sacerdotes y a monseñor Rolando Álvarez y la expulsión de la congregación de las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta son claramente un atentado a la libertad de expresión y a la libertad religiosa”.

“Les pedimos que no desistan en el empeño de construir un diálogo que sea capaz de lograr la unidad y la paz en esta tierra nicaragüense. Para ello, cuentan con nuestra oración por ustedes, por el Pueblo al que sirven y por las autoridades políticas”, expresaron.+