Viernes 12 de abril de 2024

Falleció un diácono permanente de la diócesis de Quilmes

  • 27 de febrero, 2024
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
Orlando Montenegro, quien ejercía su tarea pastoral en la parroquia Santa María, falleció el domingo 25 de febrero a los 86 años de edad.
Doná a AICA.org

El obispado de Quilmes informó del fallecimiento del diácono permanente Orlando Montenegro, de 86 años de edad, acaecido el domingo 25 de febrero.

Montenegro había nacido el 10 de marzo de 1938 en Villa Ángela, Chaco. Contrajo matrimonio con Angélica Reneé Roldán el 25 de abril de 1962, con quien tuvo tres hijos. El 16 de abril de 1989 recibió el orden diaconal en la parroquia Nuestra Señora de la Guardia, de Bernal, por la imposición de manos del entonces obispo de Quilmes, el siervo de Dios monseñor Jorge Novak.

Ese mismo día fue adscripto a la parroquia Nuestra Señora de la Merced, de la localidad de Ranelagh, dedicado especialmente a la capilla San Roque, en barrio Luz. En 1990, por la ausencia temporal del presbítero Pedro Ortega, fue designado delegado para coordinar y animar la actividad pastoral de la parroquia Santa María, en Hudson. Luego de unos años, el 10 de abril de 1995, se le encomendó el servicio pastoral en la parroquia Nuestra Señora del Buen Ayre, en Berazategui.

Durante un período se dedicó a la atención pastoral del Hospital "Evita Pueblo" de Berazategui, servicio del que se lo dispensó en 2012, por verse límitado a causa de sus dificultades de salud. En el año 2014, el actual obispo diocesano, monseñor Carlos Tissera, lo adscribió a la parroquia Santa María, donde se desempeñaba hasta la actualidad.

“Orlando vivió con mucha entrega y dedicación su ministerio pastoral dentro del ámbito de la parroquia, junto a Angélica y su familia. Fue un hombre de una fe sencilla, pero profunda”, manifestaron desde el Obispado.

Sus dificultades por su estado de salud no le impidieron acompañar a la comunidad. Vivió con entereza este período de su vida, siempre acompañado por su familia.

“Damos gracias al Señor por su vida y su ministerio entre nosotros, y le encomendamos su alma. Pedimos a Santa María Virgen que fortalezca en el dolor a su familia, a la comunidad parroquial y a esta porción de la Iglesia en Quilmes, por la que el diácono Orlando entregó su vida”, señalaron también desde la diócesis.+