Sábado 4 de diciembre de 2021

Misa en memoria y respeto de los fallecidos en las Malvinas

  • 31 de enero, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
El jueves 2 de febrero, el obispo auxiliar y provicario general del arzobispado de Buenos Aires, monseñor Enrique Eguía Seguí, presidirá en la catedral metropolitana una santa misa "en memoria y respeto de los fallecidos en las Islas Malvinas, cuyos restos descansan en el campo del honor, donde dejaron sus vidas en defensa de la Patria, bajo la mirada luminosa de la Virgen de Luján", según expresa la convocatoria.
Doná a AICA.org
El jueves 2 de febrero, el obispo auxiliar y provicario general del arzobispado de Buenos Aires, monseñor Enrique Eguía Seguí, presidirá en la catedral metropolitana una santa misa "en memoria y respeto de los fallecidos en las Islas Malvinas, cuyos restos descansan en el campo del honor, donde dejaron sus vidas en defensa de la Patria, bajo la mirada luminosa de la Virgen de Luján", según expresa la convocatoria.

La celebración eucarística, que se llevará a cabo a las 17.30, fue pedida por la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur con motivo del reciente ataque vandálico al cementerio de Darwin, y tiene el propósito de acompañar a los familiares de los fallecidos y enterrados en ese camposanto, que preside una imagen de la Virgen de Luján, patrona de la Argentina.

Reclamo del gobierno argentino
La Cancillería argentina presentó una nota a la embajada del Reino Unido manaifestando el repudio del gobierno argentino. "Los daños al Monumento -dice la nota-, cuya construcción fue posible gracias a la Declaración Conjunta suscrita por la República Argentina y el Reino Unido el 14 de julio de 1999, resultan particularmente lamentables teniendo en cuenta la reciente firma por ambos Gobiernos de los instrumentos que permitirán, con la colaboración de la Cruz Roja, la identificación de los soldados argentinos inhumados sin identificar en el cementerio de Darwin".

"Este avance significativo en tan sensible cuestión humanitaria no se condice con la intolerancia y violencia demostrada por quienes atentaran contra el lugar de descanso de los combatientes argentinos caídos en 1982".+