Lunes 29 de noviembre de 2021

Tras una jornada cargada de emoción el Papa finalizó su visita a Polonia

  • 31 de julio, 2016
  • Cracovia (Polonia)
El papa Francisco finalizó esta tarde su 15° viaje apostólico internacional, en ocasión de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El pontífice llegó al aeropuerto internacional de Cracovia-Balice en Polonia para abordar el vuelo que lo llevó de regreso a Roma. Fue despedido por el presidente polaco, Andrzej Duda, y su esposa; además de la Primera Ministra, Beata Szydlo; entre otras autoridades civiles y religiosas como el cardenal Stanislaw Dziwisz, arzobispo de Cracovia y anfitrión de la JMJ. La ceremonia de despedida estuvo acompañada por la alegre música de una banda local que interpretó, entre otras piezas, la conocida canción "We are the champions". Poco antes del despegue también se oyó el conocido canto "Alabaré a mi Señor" en español y polaco.
Doná a AICA.org
El papa Francisco finalizó esta tarde su 15° viaje apostólico internacional, en ocasión de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). El pontífice llegó al aeropuerto internacional de Cracovia-Balice en Polonia para abordar el vuelo que lo llevó de regreso a Roma.

Fue despedido por el presidente polaco, Andrzej Duda, y su esposa; además de la Primera Ministra, Beata Szydlo; entre otras autoridades civiles y religiosas como el cardenal Stanislaw Dziwisz, arzobispo de Cracovia y anfitrión de la JMJ.

La ceremonia de despedida estuvo acompañada por la alegre música de una banda local que interpretó, entre otras piezas, la conocida canción "We are the champions". Poco antes del despegue también se oyó el conocido canto "Alabaré a mi Señor" en español y polaco.

Dos multitudinarios encuentros marcaron la última jornada de la visita del Papa a Polonia. El Pontífice celebró en la mañana de este domingo la misa de clausura de la JMJ en el Campus Misericordiae de Cracovia, ante un millón y medio de jóvenes y se despidió después del arzobispado, en las primeras horas de la tarde, no sin antes saludar desde el balcón, con la sencillez y calidez que lo caracterizan, a los fieles reunidos para despedirlo.

Francisco no quiso dejar tierra polaca sin antes compartir, por la tarde, un momento con los voluntarios de la JMJ, 20 mil jóvenes que trabajaron en la organización de la Jornada, no sólo en las dos últimas semanas de julio, sino también durante el periodo de preparación precedente. En ese encuentro Francisco saludó además a los integrantes del Comité Organizador y a los benefactores de la JMJ.

También en esta última jornada el Santo Padre bendijo dos nuevas estructuras construidas por Cáritas en la periferia de Cracovia, que permanecerán como recuerdo del acontecimiento y como signo tangible de misericordia. Se trata de una casa diurna para ancianos en dificultad con el nombre "Campus Misericordiae? y un almacén de alimentos para pobres denominado "El pan de la Misericordia".

Acompañaron a Francisco en este acto el alcalde de Wieliczka, en cuyo territorio se encuentra el Campus, y el cardenal Louis Antonio Tagle, arzobispo de Manila y presidente de Caritas internationalis.

Tras bendecir a los presentes, los locales y una estatua de la Virgen de Loreto, al salir, el Santo Padre probó probado un trozo de pan que le ofrecieron ofrecido unas mujeres polacas vestidas con trajes tradicionales.+