Domingo 24 de octubre de 2021

Mons. Uriona: "Debemos cuidar el don que hemos recibido"

  • 30 de septiembre, 2021
  • Río Cuarto (Córdoba) (AICA)
En su reflexión de este domingo, monseñor Uriona resumió las tres sentencias de Jesús que tienen como finalidad el permanecer en Él.
Doná a AICA.org

En su homilía de este domingo 26° durante el año, el obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP mencionó que Jesús se expresa a partir de tres sentencias que tienen un denominador común: permanecer en Él. 

En primer lugar, Juan percibe que uno que no era del grupo de los doce apóstoles expulsaba a los demonios y dice “no se lo permitas, no es de los nuestros”, y  “Jesús invita a Juan a tener amplitud de miras. Poder salir del estrecho círculo de nuestro grupito que se cree que es el único que hace cosas buenas o es el propietario de la salvación”, expresó el obispo. 

“Ya en el Antiguo Testamento Moisés se lo dice a Josué. La importancia de abrir la cabeza, de abrir la mente y entender que en otros está la acción del espíritu y la acción de Jesús”, agregó.

En un segundo punto, señaló monseñor Uriona, Jesús se identifica con los más pequeños. “Por el solo hecho de dar un vaso de agua a quien pertenece a Cristo no van a quedar sin recompensa. Los gestos simples y buenos no van a quedar sin recompensa”, reiteró.

En este punto, subrayó el riesgo del escándalo y observó: “A veces con nuestras actitudes escandalizamos a otros, a los más pequeños que no solamente pueden ser niños sino también débiles en la fe, o personas ignorantes en la fe”. 

En tercer lugar, “Jesús les dice a los suyos que hay que cuidar el don que han recibido y que nosotros hemos recibido en el bautismo”, advirtió el prelado. “Lo tenemos que cuidar con todo nuestro corazón. Debemos cuidar ese don a partir de actitudes ‘duras’ que nos lleven a protegerlo”, animó. 

Y concluyó: “En esta cultura que vivimos donde hay tanta confusión los cristianos tenemos que adherirnos cada vez más a Jesús con nuestro corazón y saber que Él nos acompaña con sus actitudes, si somos fieles a su palabra”.+