Sábado 4 de diciembre de 2021

El "Pan de la Acogida" para los peregrinos del Jubileo

  • 29 de abril, 2016
  • Roma (Italia) (AICA)
La Asociación de Panaderos de Roma, adheridos a la Confederación Nacional de Artesanos acaban de crear "el pan de la acogida", especialmente confeccionado para recibir a los peregrinos del Año Santo e invitar a tener gestos de misericordia con los más necesitados. Elaborado con grano tierno y grano duro de trigo, además de levadura deshidratada, el pan de la acogida tiene una cruz franciscana en su parte superior. "Nosotros haremos una cruz sobre estos panes para dejarlos a disposición de los peregrinos y de los pobres que vienen a Roma", relató a Radio Vaticana, Bernardino Bartocci, presidente los Panaderos de Roma.
Doná a AICA.org
La Asociación de Panaderos de Roma, adheridos a la Confederación Nacional de Artesanos acaban de crear "el pan de la acogida", especialmente confeccionado para recibir a los peregrinos del Año Santo e invitar a tener gestos de misericordia con los más necesitados. Elaborado con grano tierno y grano duro de trigo, además de levadura deshidratada, el pan de la acogida tiene una cruz franciscana en su parte superior. "Nosotros haremos una cruz sobre estos panes para dejarlos a disposición de los peregrinos y de los pobres que vienen a Roma", relató a Radio Vaticana, Bernardino Bartocci, presidente los Panaderos de Roma.

La idea, explicó Bartocci, empieza hace unos cuantos años cuando, por iniciativa mía, los panaderos de Roma hicimos una receta en común con una mezcla de harinas, de tres tipos, que llamamos Pan de Roma. Con el paso del tiempo, surgieron nuevas tendencias y cambiamos estas tres harinas por nuevas, siempre menos tratadas, molidas a piedra del territorio".

El presidente de los panaderos romanos añade que "el pan, tan ligado con la Eucaristía, es un gesto simbólico de bondad en sintonía con un hecho tan importante" como lo es el Año Santo de la Misericordia".

"El pan siempre tuvo y tiene un valor simbólico y espiritual fuerte, y es también un bien primario. ¿Cuántos necesitados lo piden cuando tienen dificultad de pagarlo?", señaló Bertocci y agregó que "estos gestos de misericordia están dentro del ADN de cada panadero, por lo que "siempre tratamos de ayudar, y como se dice: ?un pedazo de pan no se le niega a nadie´".

Los panaderos se inspiraron en otra iniciativa similar, que se inició en Nápoles, con el conocido "Café por adelantado", donde se puede dejar pagado, por adelantado, un café en un bar, "para quien lo necesite".

"Quien quiera puede comprar un pan, y dejarlo pagado para que se lo demos luego a los peregrinos que vengan a Roma para este importante acontecimiento. Creo que es un gesto de generosidad y hermandad", explicó el presidente de los panaderos de Roma.

Los "panes de acogida" se consiguen en más de 30 panaderías romanas hasta el próximo noviembre, cuando termine el Jubileo Extraordinario de la Misericordia. Cada pan tiene un precio que oscila entre los 4 y los 5 euros.

Finalmente Bartocci contó a Radio Vaticana que hace unos años obsequiaron al papa Juan Pablo II, un pesebre hecho en pan y que el Papa santo les dedicó a los panaderos unas palabras de agradecimiento "que aún recuerdo", subrayó Bartocci, "porque nos explicó que era un Pesebre muy particular, ya que la palabra ?Belén´ significa ?Casa del Pan´ y nos dio a entender la importancia que tiene el pan en la vida humana".+