Domingo 14 de julio de 2024

Episcopado venezolano reconoce 'la huella imborrable' dejada por el obispo Lückert

  • 16 de junio, 2024
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
El arzobispo emérito de Coro (Venezuela) falleció el domingo 16 de junio, a los 83 años, después de varios días en cuidados intensivos en un hospital de Maracaibo, por complicaciones del Covid-19.
Doná a AICA.org

Monseñor Roberto Lückert León, arzobispo emérito de Coro (Venezuela), falleció el domingo 16 de junio, a los 83 años, después de varios días ingresado en cuidados intensivos en un hospital de Maracaibo, debido a complicaciones relacionadas con el Covid-19, así lo confirmó la arquidiócesis de Coro en un comunicado.

"Hoy, domingo 16 de junio, después de recibir todas las atenciones necesarias, monseñor Roberto Lückert León se fue a la casa del Padre. Su dedicación a la Iglesia y su espíritu generoso marcaron una huella imborrable en todos los que lo conocieron", dice la nota publicada por la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) tras la confirmación de su fallecimiento.

"Su legado -concluyen los obispos venezolanos- permanecerá en las causas que defendió con valentía: los pobres, la democracia y la fe. Oramos por su eterno descanso y por la fortaleza de sus familiares, especialmente de sus hermanas quienes lo cuidaron hasta el final".

A lo largo de su vida, el fallecido obispo fue una voz de esperanza y claridad, que denunció sin temor los atropellos y la corrupción del chavismo, lo que le llevó a enfrentarse -muchas veces- con altos funcionarios del régimen.

Sus exequias se realizarán en la catedral de Maracaibo, hoy 16 de junio, y sus restos descansarán en la iglesia Nuestra Señora de la Asunción.

Su vida
Monseñor Roberto Luckert nació en Maracaibo, estado Zulia, el 9 de diciembre de 1939; es el mayor de ocho hermanos. Su padre Walter, oriundo de Alemania era luterano y su madre Carmen Alicia era trujillana y católica.

La educación primaria y el bachillerato los estudió en el Colegio Gonzaga de los padres Jesuitas en Maracaibo. A los 18 años entró en Seminario Menor de Maracaibo y a los 19, en el Seminario Interdiocesano Santa Rosa de Lima, ubicado en Caracas, donde estudió teología y filosofía.

Su camino sacerdotal empezó el 14 de agosto de 1966, cuando fue ordenado por monseñor Domingo Roa Pérez y nombrado vicario cooperador de la parroquia Santa Bárbara de Maracaibo, posteriormente fue vicario ecónomo de la misma y miembro del equipo de sacerdotes encargados del Centro Vocacional de la arquidiócesis de Maracaibo. También fue párroco de Nuestra Señora de Lourdes en 1970.

En el año 1972 fundó la parroquia San Juan Bautista y fue nombrado rector párroco de Nuestra Señora de Chiquinquirá y San Juan de Dios hasta 1977, año en el que monseñor Domingo Roa Pérez, arzobispo de Maracaibo, lo elige como su vicario general y director del Diario La Columna en 1979. En 1980 fungió nuevamente como párroco de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá.

Desde el 27 de abril de 1985 fue obispo de Cabimas y recibió la ordenación episcopal el 29 de junio de ese mismo año. Luego, fue presidente de la Comisión de los Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) y del Departamento para las Comunicaciones Sociales del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño, CELAM.

El 21 de julio de 1993 fue designado obispo de Coro y tomó posesión de la misma el 2 de octubre de ese mismo año. En 1996 fue designado presidente del Departamento de Liturgia y de la Comisión de Música y Arte Sagrado y Bienes Patrimoniales de la CEV.

El 23 de noviembre de 1998, la diócesis de Coro fue elevada a arquidiócesis metropolitana, y el 20 de febrero de 1999, monseñor Roberto Lückert fue consagrado primer arzobispo de Coro en la catedral de Santa Ana.

Fue presidente de la Pastoral Social-Cáritas en el período  2003-2006. Desde el 2006 al 2009, primer vicepresidente de la CEV; y desde el 2009 al 2012, segundo vicepresidente. Desde el 18 de febrero de 2014 ejerció como administrador apostólico de la diócesis de Punto Fijo; debido a un estado de salud grave del entonces obispo, monseñor Juan María Leonardi.

Reconocimientos
El 25 de junio de 2010, en el marco de la celebración de sus Bodas de Plata episcopales, fue nombrado Hijo Ilustre del Zulia por la gobernación de ese Estado, bajo el decreto número 400.

Por el decreto número 780 del 31 de julio del año 2012, es epónimo de la avenida Los Háticos por ser Hijo Ilustre del Zulia y en reconocimiento a su ejemplar trayectoria sacerdotal, integridad, valor y reconocidas luchas por el fortalecimiento de la democracia venezolana. Ahora, esa importante avenida lleva su nombre, al igual que un barrio ubicado en Cabimas, estado Zulia.

Luego de 50 años de ejercicio sacerdotal, fue sucedido por monseñor Mariano José Parra Sandoval, el 25 de octubre de 2016, quedando monseñor Roberto Lückert como arzobispo emérito de Coro.+