Miércoles 24 de julio de 2024

El Papa: la teología debe interpretar el Evangelio para el mundo de hoy

  • 1 de noviembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En un nuevo motu proprio, Ad theologiam promovendam, el Papa Francisco actualiza los Estatutos de la Academia Pontificia de Teología.
Doná a AICA.org

Una Iglesia que es “sinodal, misionera y 'en salida'” necesita una teología también “en salida”: esa es la idea detrás del nuevo motu proprio Ad theologiam promovendam, del Papa Francisco, fechado hoy, 1º de noviembre de 2023, que actualiza los estatutos de la Academia Pontificia de Teología.

Creada canónicamente por Clemente XI el 23 de abril de 1718, mediante el breve Inscrutabili, la Academia pretendía "poner la teología al servicio de la Iglesia y del mundo". Ha evolucionado así, a lo largo de los años, como un "grupo de estudiosos llamados a investigar y profundizar temas teológicos de particular relevancia".

Ahora, para el Santo Padre, es hora de revisar las normas que regulan sus actividades, para hacerlas "más adecuadas a la misión que nuestros tiempos imponen a la teología".

Abriéndose al mundo y a la humanidad, "con sus problemas, sus heridas, sus desafíos, sus potencialidades", la reflexión teológica debe dejar espacio a "un replanteamiento epistemológico y metodológico, y está llamada, por tanto, a "una valiente revolución cultural".

Se necesita "una teología fundamentalmente contextual", escribe el Papa, "capaz de leer e interpretar el Evangelio en las condiciones en que los hombres y las mujeres viven cada día, en diferentes entornos geográficos, sociales y culturales".

Diálogo con diferentes tradiciones y disciplinas
La teología debe "desarrollarse en una cultura de diálogo y de encuentro entre diferentes tradiciones y diferentes disciplinas, entre diferentes confesiones cristianas y diferentes religiones", dice la carta apostólica.

Debe dialogar "abiertamente con todos, tanto creyentes como no creyentes".

"Este es el enfoque de la transdisciplinariedad", precisa Francisco. La constitución apostólica Veritatis gaudium explica al respecto que esto significa "situar y estimular todas las disciplinas en el contexto de la luz y de la vida que ofrece la sabiduría que brota de la revelación de Dios.

Por este motivo, la teología debe "hacer uso de nuevas categorías desarrolladas por otros saberes, para penetrar y comunicar las verdades de la fe y transmitir la enseñanza de Jesús en los lenguajes actuales, con originalidad y conciencia crítica".

Un “sello pastoral”
Luego está la contribución que la teología puede dar "al debate actual sobre el 'repensar el pensamiento', mostrándose, como disciplina de sabiduría, como una verdadera disciplina crítica".

La teología es una disciplina que no debe ser "abstracta e ideológica, sino espiritual", subraya Francisco, "trabajada de rodillas, cargada de adoración y de oración; una disciplina trascendente y, al mismo tiempo, atenta a la voz del pueblo.".

Es una "teología popular" la que pide el Papa, "dirigida misericordiosamente a las heridas abiertas de la humanidad y de la Creación y dentro de los pliegues de la historia humana, a la que profetiza la esperanza de una realización última".

En la práctica, para Francisco, la teología en su conjunto debe tomar un "sello pastoral" y, por tanto, la reflexión teológica debe partir "de los diferentes contextos y situaciones concretas en las que se encuentran los pueblos", poniéndose "al servicio de la evangelización".

Staglianò: una nueva misión para la teología
Se trata de una nueva misión, afirma el presidente de la Academia Pontificia de Teología, monseñor Antonio Staglianò. Se trata de la misión de "promover el compromiso y el diálogo en todos los ámbitos del conocimiento, con el fin de alcanzar e involucrar a todo el pueblo de Dios en la investigación teológica, para que la vida del pueblo se convierta en vida teológica".+