Lunes 24 de enero de 2022

Mons. Puiggari: "Una Argentina dividida, fragmentada, no tiene futuro"

  • 11 de julio, 2016
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
"Una Argentina dividida, una Argentina fragmentada no tiene futuro", advirtió el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, en declaraciones a Radio Corazón (FM 104.1 Mhz), con motivo del bicentenario patrio. "Este bicentenario fue muy esperado por la Iglesia, teníamos dos objetivos: llegar reconciliados y sin excluidos; ninguna de las dos metas las pudimos cumplir", lamentó y destacó: "El bicentenario nos da la oportunidad de mirar para atrás con agradecimiento y reconocer la gesta maravillosa de nuestros próceres, la audacia de querer una patria libre que incluyera a todos".
Doná a AICA.org
"Este bicentenario fue muy esperado por la Iglesia, teníamos dos objetivos: llegar reconciliados y sin excluidos; ninguna de las dos metas las pudimos cumplir", lamentó el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, en declaraciones a Radio Corazón (FM 104.1 Mhz), con motivo del bicentenario patrio.

El prelado destacó, sin embargo, que "se creció en la conciencia de estas dos necesidades y la gente lo manifiesta".

"El bicentenario nos da la oportunidad de mirar para atrás con agradecimiento y reconocer la gesta maravillosa de nuestros próceres, la audacia de querer una patria libre que incluyera a todos", manifestó.

"La madurez de un pueblo es construir sobre las raíces, es mirar no con nostalgia sino para proyectarse al futuro? mirar el presente desde nuestra identidad para proyectarnos a un futuro como una patria más grande", sostuvo.

Tras afirmar que "la casa de Tucumán es el icono de la Argentina que queremos; una casa de familia, una casa de todos sin excluidos", subrayó: "Nos duele el narcotráfico, la corrupción y el poco cuidado de la casa común".

Monseñor Puiggari advirtió que "una Argentina dividida, una Argentina fragmentada no tiene futuro" y parafraseó el Martín Fierro, de José Hernández: "Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean los devoran los de afuera".

"Argentina nació católica, nuestros antepasado tenían clara esa convicción que luego se plasma en la Constitución: Dios es fuente y origen de todo", concluyó.+