Lunes 4 de julio de 2022

Mons. Colombo: Todos los Santos es "una llamada apremiante para todos"

  • 1 de noviembre, 2012
  • San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA)
El obispo de Orán, monseñor Marcelo Daniel Colombo, compartió con sus fieles una circular en ocasión de celebrarse en el día de hoy, jueves 1 de noviembre, la Fiesta de Todos los Santos. El prelado recordó "esta fiesta nos propone volver sobre la santidad como una llamada apremiante para todos, sin acepción de personas, a fin de comprometernos como cristianos, con el Reino de su Hijo Jesucristo". También ofreció un guión para la celebración eucarística de este día.
Doná a AICA.org
El obispo de Orán, monseñor Marcelo Daniel Colombo, compartió con sus fieles una circular en ocasión de celebrarse en el día de hoy, jueves 1 de noviembre, la Fiesta de Todos los Santos. El prelado recordó que "esta fiesta nos propone volver sobre la santidad como una llamada apremiante para todos, sin acepción de personas, a fin de comprometernos como cristianos, con el Reino de su Hijo Jesucristo".

Monseñor Colombo consideró que la celebración litúrgica es "una oportunidad para considerar nuestra pertenencia a la Iglesia y la exigencia de vivir, en este Año de la Fe, el llamado de Jesús a la santidad".
El prelado recordó algunos pasajes de la constitución conciliar Lumen Gentium. Entre ellos, extrajo: "Los seguidores de Cristo, llamados por Dios no en razón de sus obras, sino en virtud del designio y gracia divinos y justificados en el Señor Jesús, han sido hechos por el bautismo verdaderos hijos de Dios y partícipes de la divina naturaleza, y por lo mismo, realmente santos".

En virtud del fragmento seleccionado, el obispo recordó que "es necesario, en consecuencia, que los cristianos conserven y perfeccionen, con la ayuda de Dios, la santificación que recibieron".
El obispo valoró las vidas ejemplares de los santos proclamados por la Iglesia, aunque recalcó que "no hay que limitar la presencia de los santos a los libros de historia".

"Basta considerar los innumerables signos de solidaridad que encontramos en nuestros barrios, pueblos y ciudades, nacidos del corazón de los cristianos, extendidos para sacar del hambre, la soledad, la enfermedad, la tristeza o la pobreza de tantos hermanos", señaló.

"Estos evangelios vivientes ?continuó el obispo- en nuestro hoy eclesial posibilitan el surgimiento y afianzamiento de comunidades vivas, donde el Evangelio se hace don que estalla en innumerables iniciativas a favor de los más pobres".

"Los creyentes estamos desafiados a acoger el don de Dios en la historia humana y traducirlo en aquellos signos concretos que nuestros hermanos están necesitando para conocer a Dios y seguirlo", destacó en su carta.

Monseñor Colombo destacó en su carta la pronta beatificación de la hermana María Crescencia Pérez, de la Congregación de las Hermanas del Huerto, que se llevará a cabo en la ciudad bonaerense de Pergamino el sábado 17 de noviembre. Para el pastor diocesano, su vida "testimonia la obra de Dios y la posibilidad de trabajar activamente por un mundo más humano". Tal ejemplo quiso transmitir a su familia diocesana.

Además, la misiva enviada por el prelado llegó a las comunidades de la diócesis acompañada por un guión de misa preparado por la Delegación Episcopal para las Causas de los Santos, "como una ayuda para las celebraciones que oportunamente tengan en las comunidades parroquiales". +

Ver texto completo de la circular