Jueves 29 de septiembre de 2022

"Hoy vivimos una guerra mundial, ¡detengámonos por favor!", exhortó Francisco

  • 7 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Frente a todos los escenarios de guerra de nuestro tiempo, el Papa pidió hoy, rezar para que "pensamientos y proyectos de armonía y reconciliación se propaguen por todo el mundo".
Doná a AICA.org

El papa Francisco volvió hoy a recordar el conflicto en Ucrania y lamentó que se está viviendo una Guerra Mundial y pidió a todos que la detengan, al final de la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

"¡Hoy estamos viviendo una Guerra Mundial, detengámonos por favor!", dijo el pontífice, que pidió confiar a la Virgen las víctimas de todas las guerras "y en especial a las de la querida población ucraniana".

Como cada miércoles desde que comenzó el conflicto, el pontífice, al final de la audiencia, volvió a recordar a la "martirizada Ucrania" e instó a que, "ante todos los escenarios de guerra de nuestro tiempo, cada uno que sea constructor de paz".

También pidió que se rece para "que en el mundo difundan pensamientos y proyectos de concordia y reconciliación".

A las madres de los presos
Francisco también tuvo un pensamiento y una oración por las madres de los jóvenes detenidos “para que no pierdan la esperanza”. Al recordar a los grupos presentes la fiesta de la Natividad de María que la Iglesia celebra mañana, el pontífice explicó cómo Nuestra Señora "experimentó la ternura de Dios como una hija, llena de gracia, y luego la entregó como Madre en unión con la misión de su hijo Jesús. 

Por eso -añadió- deseo expresar mi cercanía a todas las madres y de manera especial a las que tienen hijos que sufren, niños enfermos, niños marginados, encarcelados”. Precisamente a estos últimos los invitó a dirigir una oración particular.

“Lamentablemente -dijo el Papa- en las cárceles hay mucha gente que se quita la vida, a veces incluso los jóvenes. El amor de una madre puede salvarte de este peligro. Que Nuestra Señora consuele a todas las madres afligidas por el sufrimiento de sus hijos”.+