Miércoles 29 de junio de 2022

Diócesis argentinas celebraron Corpus Christi

  • 22 de junio, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Las diócesis argentinas celebraron la solemnidad del Corpus y los obispos destacaron la importancia de la Eucaristía como alimento que renueva el amor hacia Jesús y compromete al amor social.
Doná a AICA.org

Distintas comunidades de la Argentina celebraron este fin de semana la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, y renovaron su compromiso con los más necesitados.

San Francisco
La comunidad diocesana de San Francisco celebró Corpus Christi en la catedral con una misa presidida por el obispo, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, y luego se realizó una procesión con el Santísimo Sacramento por las calles de la ciudad.

En la homilía, monseñor Buenanueva reflexionó que "en cada Eucaristía llevamos pan y vino; con ellos va también nuestra vida. Los tomamos, los llevamos al altar y se los presentamos a Él. Y lo que pasa con el pan y el vino es lo que también ocurre con nosotros: llega Jesús resucitado y, con la potencia de su Aliento, todo se transforma”. Además, recordó que “estamos llamados a ser pan que se parte para ser repartido, una bendición que nos ha alcanzado y que debemos multiplicar”. 

“La Eucaristía llega a su punto culminante cuando, caminando y cantando, como pueblo peregrino y hambriento, nos acercamos a recibir el Cuerpo glorioso del Señor, comulgando con piedad, con fe, con adoración”, manifestó monseñor Buenanueva, quien refirió “esa comunión tiene tal dinamismo que, si la hacemos con fe viva, se prolongará en nuestra vida, en nuestros gestos, sentimientos, actitudes e incluso en nuestra mentalidad que, paulatinamente, irá adquiriendo aquella coherencia eucarística que distingue la vida de los santos, los mejores discípulos del Señor”. » Texto completo de la homilía

San Luis
En la Solemnidad de Corpus Christi, el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Bernardo Barba, presidió la celebración de la misa para reflexionar sobre el profundo significado de la Eucaristía, que “comienza siendo ese alimento que sostiene la tarea evangelizadora”, resaltó.

Monseñor Barba destacó además que la Eucaristía es desde un principio “el alimento de los apóstoles, de los discípulos…, de las primeras comunidades. Alimento de los mártires que los hace fuertes ante la debilidad de su humanidad y ante la grandeza del testimonio que estaban por dar… y que finalmente dieron”.

Finalmente, instó a que “renovemos como comunidad creyente este reconocimiento al Dios escondido en la hostia consagrada, renovemos nuestro amor hacia Él en su especialísima presencia Eucarística para que, reconociéndolo como alimento, esto mismo nos sirva para alimentar nuestra fe y para revitalizar eso mismo que han vivido desde un principio las comunidades apostólicas”. » Texto completo de la homilía

Morón
La diócesis de Morón celebró el sábado 19 de junio la fiesta de Corpus Christi con una procesión en la parroquia Virgen de la Asunción, Nuestra Señora de los Dolores, en Haedo. Allí, el obispo, monseñor Jorge Vázquez, presidió la Eucaristía y posterior procesión que culminó en el hospital Posadas.

En el mensaje entregado a la comunidad diocesana, monseñor Vázquez se refirió a "la realidad social tan difícil, la realidad de nuestro pueblo humilde y sufriente, pero que sin embargo, celebra la vida como lo vemos en nuestros barrios”. En referencia al milagro de la multiplicación y recordando el lema que acompañó esta jornada diocesana ‘Denles ustedes de comer’, el obispo subrayó que esto significa “para nuestra Iglesia de Morón hacerse camino y pan para saciar todas las hambres a través de la dinámica del amor. Prolongando así el gesto de la Eucaristía, el memorial de la vida entregada, el pan partido para compartir, gesto que hace viva la presencia de Jesús”.

Además, enfatizó que “la Eucaristía nos compromete, nos mueve al amor social, nos hace capaces de construir una sociedad, un país en el que reinan la paz, la justicia, el amor, una patria de hermanos, la civilización del amor”. » Texto completo de la homilía

Obispado Castrense
En una misa celebrada en la capilla Medalla Milagrosa de la ciudad de Dolores por el obispo Castrense, monseñor Santiago Olivera, y concelebrada por el rector de la catedral Castrense Stella Maris, presbítero Diego Pereyra, se llevaron a cabo las celebraciones por la Solemnidad de Corpus Christi.

Monseñor Olivera recordó que “esta memoria que nosotros actualizamos y celebramos, no es cómo piensan a veces nuestros hermanos separados, que creen que representamos recordando lo que pasó en la última cena. Sino que nuestra memoria cristiana, nuestra celebración Eucarística, es traer al presente aquello que celebramos y hacemos verdaderamente presente, el Cuerpo y la Sangre de Jesús, y ésta, es nuestra fe, éste es el misterio de nuestra fe”.

Sobre esto último, monseñor Olivera añadió que “este comer a Jesús, esto que es acercarnos a estar en comunión suya, nos permite estar en comunión con la Palabra. Nosotros debemos saber que nos alimentamos con la Palabra, felices seremos si escuchamos la Palabra y la ponemos en práctica”.

Venado Tuerto
Junto con la comunidad diocesana, el obispo de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, celebró la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo y expresó que “en esta fiesta de hoy hacemos la procesión con Jesús Eucaristía, quien sale a buscar a todos los hombres a quienes ama. Es decir, el Amor sale a buscar a sus amados, que somos todos”. 

“Ahora, a todos nosotros, que formamos parte del Cuerpo del Señor por el Bautismo y que reforzamos nuestra comunión con Él a través de la Eucaristía, Él nos invita a recibir su amor y, a su vez, a amar a todos los hombres como Él. Y, por ser parte suya, nos llama a convertirnos en pan, repartiéndonos a todos para que lo coman a Él”, continuó.

A su vez, monseñor Moon señaló: “Hoy Jesús, que ama a todos los hombres, sale a recorrer nuestra ciudad. Por un lado, para mostrar su amor, que se hizo Pan para darle la vida eterna a todos. Y, por otro lado, para buscar colaboradores que hagan lo mismo que Él, que lo imiten: ser pan para ser ‘comidos’ por los demás”. » Texto completo de la homilía.

Gualeguaychú
El obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Luis Zordán M.Ss.Cc, presidió la misa de Corpus Christi y luego se realizó la tradicional procesión por las calles de la ciudad. 

En la homilía, monseñor Zordán relacionó de manera particular la importancia de la Eucaristía en el camino sinodal que recorre la Iglesia universal.  “Nos reunimos hoy como pueblo de Dios para celebrar y contemplar al Señor Jesús hecho pan de vida y bebida de salvación en la Eucaristía”, sostuvo, al tiempo que recordó que así como “el Jueves Santo, en el corazón de la celebración pascual, contemplábamos a la Eucaristía en su estrecha vinculación con la entrega sacrificial, la muerte redentora y la resurrección gloriosa del Señor, hoy volvemos a celebrar el misterio eucarístico para contemplar otras dimensiones suyas y su implicancia para nuestra vida de discípulos, hombres y mujeres que viven su fe en la Iglesia”.

“Proclamamos nuestra certeza de que, con el sacramento eucarístico que nos alimenta y santifica, no desparramados y cada uno por su lado y haciendo la suya, sino congregados y constituidos como pueblo de Dios, como Iglesia”.