Lunes 27 de junio de 2022

A dos meses del inicio de la guerra, Cáritas continúa apoyando a las víctimas

  • 30 de abril, 2022
  • Roma (Italia) (AICA)
Desde el 24 de febrero, Cáritas Internationalis y la Confederación Cáritas continúan trabajando incansablemente para apoyar a las personas devastadas por la guerra.
Doná a AICA.org

Unas 900.000 personas, víctimas de la guerra en Ucrania, fueron asistidas por Cáritas Ucrania y Cáritas-Spes Ucrania desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania. 

Desde el comienzo del conflicto, Cáritas Ucrania asistió a no menos de 593.000 personas proporcionando: alojamiento y refugio en las oficinas locales de Cáritas; comida para más de 270.000 personas; la distribución de 128.774 kits de higiene; y más de 939 toneladas de suministros humanitarios. Mientras tanto Cáritas-Spes asistió a 303.981 personas desde el 24 de febrero: 88.536 personas han recibido albergue y alojamiento; 37.548 personas recibieron apoyo, protección y asistencia para el cuidado de niños; y 145.154 personas han recibido agua, artículos de higiene y detergentes a través de su programa WASH.

Según la Acnur (Agencia de la ONU para los refugiados), más de 12.000.000 de personas fueron desplazadas desde finales de febrero. Dentro de Ucrania, al menos 7.100.000 de personas son desplazadas internas, mientras que más de 4.900.000 cruzaron las fronteras internacionales en busca de refugio tras la destrucción de sus hogares, pueblos y ciudades.

En Polonia, la red Cáritas diocesana tomó medidas inmediatas para ayudar a brindar asistencia a los refugiados que cruzan la frontera desde Ucrania. Más de 2.800.000 de refugiados entraron en el país desde Ucrania desde el estallido de la guerra y los centros de Cáritas proporcionaron refugio a casi 8.300 familias y otros 37.000 refugiados recibieron refugio en casas particulares; y 1.500.000 de comidas a más de 537.000 personas.

Cáritas Rumania está trabajando con otros miembros de la Confederación para satisfacer las necesidades de los refugiados en el país. A través de su red diocesana, Cáritas Rumania proporciona alojamiento, alimentos y artículos no alimentarios, medicamentos, cupones, asesoramiento, apoyo para la salvaguardia y la protección, y desarrollo de capacidades para el personal y los voluntarios.

Cáritas Bulgaria, a través de sus estructuras diocesanas y parroquiales y la Iglesia católica local, ha apoyado a casi 2.000 refugiados de Ucrania y está concentrando sus esfuerzos para satisfacer las necesidades básicas de alojamiento, alimentación, no alimentación y apoyo social de los refugiados en el país.

En Moldavia, Cáritas abrió recientemente un centro de colocación de refugiados para responder mejor a las necesidades cambiantes y crecientes de los refugiados de Ucrania. Desde el estallido de la guerra, Cáritas Moldavia ha ayudado a los refugiados a través de: asistencia financiera, ayuda humanitaria inmediata, apoyo psicosocial, comida caliente, alojamiento, atención médica, educación, kits de higiene, apoyo tecnológico y asistencia en efectivo.

En la República Checa, a donde llegaron aproximadamente 350.000 refugiados desde febrero, Cáritas nacional estableció una red de Centros Regionales de Ayuda y Asistencia a Ucrania para proporcionar ayuda de socorro, alojamiento y asistencia a los refugiados. Además, Cáritas facilita la integración de los refugiados en la sociedad checa brindando apoyo para integrar a los niños en las escuelas y ayudando a los refugiados a ponerse en contacto con los servicios públicos e ingresar al mercado laboral.+