Lunes 27 de junio de 2022

Ucrania: "Estamos en las manos de Dios"

  • 3 de marzo, 2022
  • Roma (Italia) (AICA)
El rector del Colegio San Josafat, P. Caciano OSB, dijo que las noticias de los ataques rusos causaron "gran tristeza" y pidió rezar porque "estamos en las manos de Dios".
Doná a AICA.org

El rector del Colegio Pontificio Ucraniano San Josafat, de Roma, padre Luis Caciano OSB, dijo que las noticias de los ataques rusos a Ucrania fueron recibidos “con enorme tristeza” y ante ello pidió a los fieles unirse en oración porque “estamos en las manos de Dios”.

El Colegio Pontificio Ucraniano San Josafat está situado en el Gianicolo, una de las colinas sobre las que se alza la capital italiana. Allí estudian alrededor de 50 seminaristas de origen ucraniano quienes, según el padre Caciano, muestran una gran preocupación por la situación de sus familiares y amigos que se encuentran en Ucrania, cuya zona oriental está siendo ocupada por los soldados rusos desde la madrugada del 24 de febrero.

El sacerdote explicó a ACIPrensa que recibieron estas noticias “con gran tristeza”, aunque aseguró confiar “en el diálogo diplomático que puede vencer esta situación de inicio de guerra”.

“Creemos que lo que está pasando todavía no es una guerra, sino una provocación. Todavía es pronto para hablar de una guerra”.

El padre Luis Caciano animó a mantener la esperanza, “depositada especialmente en la capacidad de los dirigentes europeos de cambiar el rumbo de los acontecimientos.”

“Europa está dialogando y buscando el modo de terminar con esta situación que puede llegar a otros países. La guerra no sólo se dará en Ucrania sino que será más grande, llegará a más países y por eso desde Europa están intentado frenarlo”.

Asimismo dijo que habló con algunos conocidos que se hallan en Ucrania y relató que en el país predomina el miedo y la confusión. “Tienen miedo, han escuchado el ruido de las explosiones y no saben qué va a suceder. Esperemos que la diplomacia y el diálogo cambie la situación”.

Todo está en las manos de Dios
“Creemos que todos los cristianos tenemos que estar unidos en la oración, ya que todo está en manos de Dios. Pidamos para que la guerra no suceda. Todos los cristianos debemos pedir ayuda para cambiar la situación. La fuerza de la unidad es más grande. Es un momento crítico pero podemos superarlo”.

Por último, el padre Caciano animó al pueblo ucraniano a “tener tranquilidad y paz en el alma y a no tener miedo ni crear situaciones de pánico, que es el peor enemigo para estos momentos”.

“Deben ser conscientes de lo que está sucediendo y no dejarse llevar por el pánico. Vemos a los ciudadanos yendo a los supermercados a comprar provisiones, van a los cajeros y bancos...pedimos que los ucranianos tengan tranquilidad”.+