Domingo 23 de enero de 2022

San Nicolás celebró sus fiestas patronales en honor al santo de Bari

  • 7 de diciembre, 2021
  • San Nicolás (Buenos Aires) (AICA)
La misa central fue presidida por el obispo local, monseñor Hugo Santiago. La imagen del santo patrono recorrió el río Paraná en una embarcación y hubo una procesión por las calles de la ciudad.
Doná a AICA.org

La diócesis de San Nicolás celebró sus fiestas patronales el lunes 6 de diciembre. La misa central fue presidida por monseñor Hugo Norberto Santiago y concelebrada por los presbíteros Javier Fortunato y José Carlos Caamaño.

En la jornada festiva, la imagen del santo recorrió el Río Paraná, en una embarcación de la prefectura. Luego, el obispo bendijo las aguas y dio comienzo a una procesión a pie por las calles céntricas de esa ciudad bonaerense. Culminó con la misa solemne en la iglesia catedral. 

En su homilía el obispo remarcó: “Dios es Dios porque está trabajando en nuestros corazones, trabaja en la sociedad y trabaja inclinándonos a todo lo bueno. Jesús dice ‘estuve enfermo y me visitaste. Desnudo y me vestiste, hambriento y me diste de comer’. Eso significa que Jesús es Dios. No fue un personaje importante, no fue un rey”.

Y explicó: “San Nicolás trabajó con eso en el concilio de Nicea, mostrando que Jesucristo no era solo una persona humana sino Dios. Porque Jesucristo está trabajando en el corazón humano, en nuestro corazón por el bien común”, y destacó que el santo estuvo preso por la fe. Defendiendo que Jesús era Dios, y por no darle culto al emperador, porque "el que no le daba culto al emperador, iba preso”.

Luego de que culminara la etapa en la que Iglesia era perseguida -recordó- comenzó a ser 'aburguesada', y, de esta forma, "empieza el martirio de la conciencia, que es tener valores cristianos en una sociedad que no es cristiana, y esto es bien actual", y señaló: “Nuestro testimonio no es proselitista, lo nuestro es dar testimonio de una vida distinta. Vivir la incomodidad de conciencia, de forma suave y firme, no dejar los valores cristianos en una sociedad que definitivamente ya no es cristiana. Dios no nos pide que transformemos el mundo, sino que transformemos el ambiente donde vivimos, como la levadura”. 

En cuanto a esto, aludió al ejemplo de San Nicolás de Bari: “Si Dios nos da tanto, cómo no vamos a dar mucho. Más allá de esta cosa medio folclórica, el santo nos deja el ejemplo de la acción de gracias, en vez del espíritu de queja. El compartir brota del corazón agradecido”.

¿Quién fue Nicolás de Bari?
Nació en Pátara, ciudad de Licia, Asia Menor, hoy Turquía. Fue elegido obispo de Mira, en Licia, asistió al concilio de Nicea, donde fue condenado el arrianismo. Muy dado a la limosna, la historia consigna el hecho de arrojar discretamente por una ventana gran cantidad de dinero para librar de la deshonra a tres doncellas; hecho que recuerda la fiesta infantil que atribuye a San Nicolás los regalos hechos a escondidas. 

Falleció en el año 326 o 327. Sus reliquias fueron trasladadas el año 626 a Bari, Italia. Desde entonces su culto se hizo muy popular en Occidente. En los países nórdicos su nombre se transformó en Santa Claus, y en Francia en el tan popular Papá Noel, que precede a las fiestas navideñas distribuyendo regalos, vestido con ropas que remedan las rojas vestiduras episcopales.+