Viernes 17 de septiembre de 2021

Obispo de Catamarca: "El mundo necesita que se anuncie la buena noticia"

  • 23 de noviembre, 2012
  • Belén (Catamarca) (AICA)
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc expresó que "el mundo necesita que se anuncie la buena noticia". Las palabras del prelado se difundieron entre los fieles del departamento de Belén, donde se trasladó para celebrar la confirmación de unos 178 niños, jóvenes y adultos. También rogó a los confirmandos que "transformen la mente y el corazón".
Doná a AICA.org
Durante el pasado mes de octubre, la parroquia Nuestra Señora de Belén, del departamento homónimo, vivió la celebración de la confirmación de unos 178 niños, jóvenes y adultos, que encabezó el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, quien se trasladó especialmente hasta allí para confirmar en la fe a los fieles de las distintas comunidades que comprende la jurisdicción. En su mensaje a la comunidad, indicó "que el mundo necesita que se anuncie la buena noticia, la vida de fe, amor y esperanza".

Luego de la liturgia de la Palabra, el presbítero Batallán presentó a los confirmandos. Seguidamente se escuchó la homilía de monseñor Urbanc, quien expresó que "la confirmación es el sacramento que da el Espíritu Santo para enraizarnos más profundamente en la filiación divina, incorporarnos más firmemente a Cristo, hacer más sólido nuestro vínculo con la Iglesia y asociarnos todavía más a su misión".

"Este sacramento nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz", enfatizó.

En otro tramo de su predicación, el prelado subrayó: "Recuerden que recibirán el signo espiritual, el Espíritu de sabiduría e inteligencia, el Espíritu de consejo y de fortaleza, el Espíritu de conocimiento y de piedad y el Espíritu de temor santo; guarden lo que reciban".

"Dios Padre te marcará con su signo, Cristo Señor te confirmará y pondrá en tu corazón la prenda del Espíritu", explicó el obispo a los confirmandos.

"Transformen la mente y el corazón"
Dirigiéndose a quienes aguardaban la unción y el crisma, monseñor Urbanc expresó: "Les hablo de corazón a corazón, hoy comienzan una gran batalla que deben tratar de ganarla en el hogar, en la calle, en la escuela y en la cancha".

"Tomen en serio este pacto que hacen con Jesús; que Él sea nuestro hermano mayor, guía y amigo. Recuerden que en este día la Palabra de Dios nos anima a ser generosos, agradecidos, ardorosos, y que nuestro amor por Jesús debe crecer día a día, pues Él se entregó por amor a nosotros", expresó.

"Es necesario que cambien, transformen sus mentes y sus corazones, que revisen y defiendan su fe, que es nuestra fe. Tenemos un largo año para reflexionar sobre ella: la fe que recibimos en el bautismo la tenemos que comprender, transmitir, celebrar", añadió el obispo.

Hacia el final de su discurso, el obispo de Catamarca relató que "la vida toda de Jesús muestra lo que es la fe cómo llevar el mensaje de amor, vida y libertad a todos los hermanos". Finalmente, razonó: "¿Por qué nos confirmamos? Nos confirmamos porque el mundo necesita que se anuncie la buena noticia, la vida de fe, amor y esperanza".

Al finalizar la celebración, el párroco de Nuestra Señora de Belén agradeció al obispo por su presencia y a todos los padres y catequistas que acompañaron el proceso de los confirmados.+