Jueves 2 de febrero de 2023

Francisco, en su nuevo libro: "Con la guerra perdemos todos"

  • 5 de diciembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Una encíclica sobre la paz en Ucrania" es el título del nuevo libro del Papa, en el que llama a "trabajar por la paz" y a no repetir las "monstruosidades" de la guerra.
Doná a AICA.org

El papa Francisco publicó un libro llamado "Una encíclica sobre la paz en Ucrania", en el que exhorta a no volver a cometer las "monstruosidades" de la guerra que tiene lugar en dicho país y convoca al mundo a "trabajar por la paz". 

"Se trata de una especie de diario de guerra, que ofrezco a los lectores con la esperanza de que muy pronto se convierta en un diario de paz y, sobre todo, en una advertencia a todos para que no se vuelvan a repetir monstruosidades similares", señala el Papa en el volumen, publicado hoy, 5 de diciembre.

El libro, escrito por el Papa con Francesco Grana -corresponsal en el Vaticano de ilfattoquotidiano.it- como colaborador,  está disponible desde hoy, también en formato de libro electrónico, en todas las librerías italianas y en las tiendas en línea. 

La presentación tendrá lugar mañana, en Roma, en la Iglesia de los Artistas, con motivo de la inauguración de la obra “Compassione”, creada por dos pintores ucranianos -Oleksandr Klymenko y Sonia Atlantova- para esta Navidad, y contará con la presencia de monseñor Rino Fisichella, pro-prefecto del Dicasterio para la Evangelización; monseñor Walter Insero, rector de la Iglesia de los Artistas; y el padre Ruslan Mykhalkiv, rector del Seminario de Vorzel (Ucrania). 

“Una verdadera encíclica sobre y para la paz, en Ucrania y en cualquier otra parte de la tierra”: estas son las palabras con las que el papa Francisco introduce su mensaje al mundo contenido en el libro, el último grito para detener la espiral de violencia y muerte en el corazón de Europa.

“Los horrores de la guerra ofenden al nombre de Dios”
El diario italiano "Il Fatto Quotidiano" publicó la introducción del Santo Padre, que comienza citando una frase del libro "Los novios", de Alessandro Manzoni: “Jamás he encontrado que el Señor comenzara un milagro sin terminarlo bien”.

“Es una frase de esperanza, mientras nos encaminamos hacia el Jubileo del 2025, cuyo lema he querido dedicar, precisamente, a esta virtud teologal: 'Peregrinos de la esperanza'”, subraya el Papa. 

Francisco también recuerda la “maravillosa” encíclica de Benedicto XVI sobre la esperanza, 'Spe salvi'. En ella, el Papa emérito afirmaba que “la redención se nos ofrece en el sentido de que nos ha dado una esperanza, una esperanza fidedigna, en virtud de la cual podemos afrontar nuestro presente: el presente, incluso un presente fatigoso, puede ser vivido y aceptado si conduce hacia una meta”.

Reflexionando sobre la guerra en Ucrania, Francisco subraya que “nos cuestionó a cada uno de nosotros. Después de los dramáticos años de la pandemia, cuando, no sin grandes dificultades y muchas tragedias, estábamos por fin saliendo de su fase más aguda, ¿por qué ha llegado el horror de este conflicto insensato y blasfemo, como lo es toda guerra? ¿Podemos hablar con certeza de una guerra justa? ¿Podemos hablar con certidumbre de una guerra santa?”.

El Papa pide a todos los cristianos, “hombres de Dios que anunciamos el Evangelio del Resucitado”, gritar que “Dios es un Dios de paz, amor y esperanza. Un Dios que quiere que todos seamos hermanos, como nos enseñó su Hijo Jesucristo. Los horrores de la guerra, de toda guerra, ofenden al santísimo nombre de Dios”.

“¿Cuántas tragedias más tendremos que presenciar, antes de que todos los implicados en cada guerra comprendan que éste no es más que un camino de muerte, que engaña solo a algunos haciéndoles creer que son los vencedores?", se pregunta Francisco.

El Obispo de Roma recuerda, en la introducción del libro, cómo Pío XII, en vísperas del estallido de la IIª Guerra Mundial, dijo al mundo que “nada está perdido con la paz. Todo puede estarlo con la guerra. Que los hombres vuelvan a comprenderse. Que vuelvan a la negociación. Negociando con buena voluntad y respetando los derechos de la otra parte, comprobarán que una negociación sincera y eficaz nunca está exenta de un éxito honorable".

 “Lo que tienen en sus manos es un texto que recoge lo que en estos meses de guerra ha brotado de mi corazón al ver las imágenes de esta terrible tragedia y leer las terribles crónicas de ese y de otros muchos conflictos en el mundo que, con demasiada frecuencia, son olvidados”, escribe el Santo Padre.

En el final de la introducción, el Santo Padre pide rezar y trabajar por la paz, “seguros de que el Señor Jesús, Príncipe de la paz, donará a Ucrania y al mundo entero, especialmente allí donde persisten aún tantos focos de guerra, el amanecer de la mañana de Pascua”.+