Lunes 15 de abril de 2024

Nicaragua: 4.800 procesiones fueron prohibidas desde el inicio de la Cuaresma

  • 20 de marzo, 2024
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
El viacrucis penitencial, de participación multitudinaria y promovido habitualmente por la arquidiócesis de Managua, tampoco se realizará.
Doná a AICA.org

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo prohibió a la iglesia católica nicaragüense realizar 4.800 procesiones previstas en el contexto de la Semana Santa de este año, denunció la abogada Martha Patricia Molina, quien ha documentado las agresiones sufridas desde 2018 por la iglesia a manos de los dictadores del país centroamericano.

“Esa cifra incluye las procesiones previstas para los cuatro viernes de Cuaresma, las del Domingo de Ramos y las que hubieran tenido lugar directamente durante la Semana Santa”, denuncia la abogada, autora del informe siempre actualizado  titulado “Una Iglesia perseguida”. 

Según información recibida por Molina, pocas parroquias realizarán procesiones, haciendo un recorrido alrededor de la manzana del templo, y la gran mayoría de las parroquias o capillas efectuarán las procesiones intramuros, incluidas las catedrales de las diferentes diócesis o arquidiócesis.

El viacrucis penitencial, de participación multitudinaria y promovido habitualmente por la arquidiócesis de Managua, tampoco será realizado.

Manipulan actividades religiosas
Por el contrario, las municipalidades o alcaldías del país, todas controladas por el gobierno, están convocando a actividades religiosas de Semana Santa sin autorización ni participación de la iglesia católica.

Para este año 2024, observa Molina, se evidencian nuevos elementos respecto a años anteriores, cuando también hubo prohibición de actividades religiosas. Por ejemplo, muchas parroquias no realizarán todas las procesiones de la Semana Mayor como habitualmente las hacían, ni afuera ni adentro de los templos, y optaron por realizar otras actividades religiosas, como el rezo del rosario, o las velaciones de las imágenens.

Algunas procesiones fueron en principio permitidas, pero en la cuadra del templo, aunque a última hora se ja presentado un agente de la Policía Nacional con una contraorden para que no salgan los participantes, bajo amenaza de ser encarcelados.

“Todo lo anterior evidencia que la etapa de los "cristales rotos" de la dictadura en contra de la iglesia católica no cesó. Las campanas no repican con seguridad, alegría y victoria, como lo mencionó en su momento la consorte del dictador Ortega Saavedra”, expresó Molina.+