Domingo 29 de enero de 2023

Multitudinaria clausura del Congreso Eucarístico y Mariano del Perú

  • 18 de agosto, 2015
  • Piura (Perú)
Más de 26.000 fieles colmaron el estadio Miguel Grau, de Piura, al norte de Perú, en la clausura del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano. Los organizadores estiman que a lo largo de los cuatro días del Congreso participaron más de 120.000 personas, muchas de las cuales peregrinaron desde otras localidades de la región y el país. El enviado especial del papa Francisco, el arzobispo emérito de Quito, cardenal Raúl Vera Chiriboga, bendijo en nombre del Santo Padre a los participantes y expresó su deseo de que Dios les conceda abundantes frutos de santidad.
Doná a AICA.org
Más de 26 mil fieles colmaron el estadio Miguel Grau de Piura, al norte de Perú, en la clausura, este domingo 16 de agosto, del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano.

Los organizadores estiman que a lo largo de los cuatro días del Congreso, del 13 al 16, participaron más de 120 mil personas, muchas de las cuales peregrinaron desde otras localidades de la región y el país.

El enviado especial del papa Francisco, el arzobispo emérito de Quito, cardenal Raúl Vera Chiriboga, bendijo en nombre del Santo Padre a los participantes y expresó su deseo de que Dios les conceda abundantes frutos de santidad.

El Congreso, organizado por la arquidiócesis de Piura, reunió entre sus ponentes a cardenales, arzobispos, obispos, sacerdotes y laicos de México, la Argentina, el Uruguay, Chile, los Estados Unidos, Canadá, Italia y del Perú. Por la Argentina, participaron el arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, y el obispo de San Rafael, monseñor Eduardo Taussig.

Durante la Eucaristía de clausura, presidida por el cardenal Vera Chiriboga, se consagró el país a Jesús Eucaristía y a la Santísima Virgen María.

El arzobispo de Piura, monseñor José Antonio Eguren, al finalizar la misa, obsequió al enviado del Santo Padre un pectoral de plata, en agradecimiento a su presencia en el Congreso Eucarístico.

El cardenal Vela Chiriboga presidió luego la adoración al Santísimo Sacramento y los miles de fieles que participaron de la celebración, acompañaron por las principales calles de Piura la solemne procesión del Corpus Christi, que fue acompañada por las imágenes de la Virgen de las Mercedes, el Señor Cautivo de Ayabaca y el Señor de la Buena Muerte de Chocán, las tres devociones más grandes de la región. +