Lunes 4 de julio de 2022

Mons. Naninni animó a continuar la lucha por la vida, "desde el Evangelio y la paz"

  • 30 de diciembre, 2020
  • San Miguel (Buenos Aires) (AICA)
"Se puede perder la batalla legal, pero la lucha por la vida es mucho más alta", aseguró el obispo de San Miguel.
Doná a AICA.org

En el marco del triduo por la vida convocado por el Episcopado argentino, la diócesis de San Miguel se unió con misas en las solemnidades de la Sagrada Familia y los Santos Inocentes.

Al celebrar la misa del lunes 28 de diciembre, el obispo de San Miguel, monseñor Damián Nannini, se pronunció a favor de las dos vidas, poniendo como ejemplo el Evangelio del día y se cuestionó “¿por qué quieren matar al niño como hace Herodes?”.

El prelado se mostró “en una gran incomodidad por situación que atraviesa nuestra Patria, tener que ponernos en esta lucha para defender las dos vidas, con tantas urgencias y prioridades”, mencionó haciendo referencia a lo absurdo de volver a tratar la misma ley que en 2018 fue rechazada.

Además, añadió: “Causa mucho dolor por la gran contradicción del sacrificio del pueblo en ciudad la vida que se hizo durante el tiempo de pandemia”. 

Pero inquirió que aquí “hay principios fundamentales por encima de todo y de todos. Sobre todo cuando una cultura impone principios ideológicos, por encima de eso está toda la sociedad en riesgo”, aseguró.

Y resaltó que “la batalla por la vida no es cualquier batalla”, mencionando que la ley propuesta “no es la salida”, porque “hay muchas opciones antes, y para eso está la política, para buscar opciones sin tener que sacrificar ninguna vida”.

Ante la inminente aprobación de la ley, monseñor Nannini mencionó que “se puede perder la batalla legal, pero la lucha por la vida es mucho más alta y esto se comprendió hace dos años. Tenemos que seguir por un montón de causes defendiendo la vida y ayudando a las mujeres embarazadas: esta es la mejor manera de evitar los abortos. Estar presentes y cercanos ante la angustia de esa decisión”. 

Y aunque a partir de ahora “se pierde mucho, porque es muy dañino que la ley, que debe ser lo que señala al bien común, apruebe la muerte”, señaló que “nuestra lucha a favor de la vida continúa, siempre desde el Evagelio y la paz, iluminando las conciencias y ayudando. No bajemos los brazos”, completó.+