Martes 24 de mayo de 2022

Mons. Mollaghan celebrará misa para las víctimas de la explosión en Rosario

  • 31 de marzo, 2014
  • Rosario (Santa Fe) (AICA)
El arzobispo de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan, anunció que el próximo 6 de abril, en la capilla Niño Dios (España 900), presidirá una misa al cumplirse ocho meses de la tragedia de la calle Salta 2141, en la que una explosión por un escape de gas provocó 22 muertes y casi 70 heridos. El prelado confirmó la celebración eucarística al recibir el pasado jueves en la sede arzobispal a familiares y amigos de las víctimas. "Nos ofreció su ayuda desde el punto de vista cristiano para acompañarnos en nuestro dolor, nos invitó a asistir cada vez que necesitemos contención", dijo Sonia, mamá de Débora Gianángelo, una de las jóvenes fallecidas, quien participó de la reunión junto con Guillermo Vesco, papá de Maximiliano, y Gladys Galigani, voluntaria y amiga de la familia Fornarese.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan, anunció que el próximo 6 de abril, en la capilla Niño Dios (España 900), presidirá una misa al cumplirse ocho meses de la tragedia de la calle Salta 2141, en la que una explosión por un escape de gas provocó 22 muertes y casi 70 heridos.

El prelado confirmó la celebración eucarística al recibir el pasado jueves en la sede arzobispal a familiares y amigos de las víctimas.

"Nos ofreció su ayuda desde el punto de vista cristiano para acompañarnos en nuestro dolor, nos invitó a asistir cada vez que necesitemos contención", dijo Sonia, mamá de Débora Gianángelo, una de las jóvenes fallecidas, quien participó de la reunión junto con Guillermo Vesco, papá de Maximiliano, y Gladys Galigani, voluntaria y amiga de la familia Fornarese.

El 6 de abril también se realizará una marcha con el lema "Justicia, Memoria y Esperanza", que saldrá de Salta al 2100, "donde habrá una bendición de parte de un sacerdote que enviará monseñor, porque ese lugar aún no fue bendecido y luego nos trasladamos a la iglesia a presenciar la misa, finalmente, culminamos en Tribunales como lo hacemos cada mes", agregó Sonia.

La madre de Débora Gianángelo agregó también que monseñor Mollaghan apoyó la idea de construir en el lugar de la tragedia "una plaza seca, con una columna alta con el nombre de las víctimas, con una fuente, porque el agua es símbolo de vida".

"Nos hizo muy bien estar hablando con monseñor, sentir ese ofrecimiento de amor, y su compromiso a estar junto a nuestro dolor", agregó.+