Sábado 15 de mayo de 2021

Mons. Han Lim Moon: El medio más importante para vencer las tentaciones

  • 20 de febrero, 2021
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
El obispo coadjutor de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, predicó con el Evangelio del primer domingo de Cuaresma.
Doná a AICA.org

“¿Cuál es el sentido de la tentación de Jesús en San Marcos?”, se preguntó el obispo coadjutor de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, al comenzar la predicación del Evangelio del primer domingo de Cuaresma. “Jesús fue impulsado por el Espíritu Santo al desierto durante cuarenta días para prepararse para su misión de instaurar el Reino de Dios”, explicó. Pero, “¿para qué fue al desierto?”.

Monseñor Moon recordó que Jesús estuvo orando y fue tentado por Satanás. "El desierto era, por un lado, el lugar especial del encuentro a solas con Dios y, por otro, el lugar de la tentación”.

Distinguiendo el Evangelio de Marcos de los otros tres evangelios, el prelado dijo que aquí “no hay tanto detalle”, sino que Marcos “de manera sintética presenta a Jesús como el Nuevo Adán que triunfa sobre Satanás, el gran tentador, recuperando la armonía que el primer Adán había perdido por el pecado original”.

Este triunfo de Jesús indica “el inicio de su ministerio público como triunfador atando al fuerte, dominándolo, siendo Él, el más fuerte”. Por eso, “¡Jesús nos invita a su cuaresma!”, animó monseñor Moon. “A través del Evangelio de hoy, Jesús nos invita e impulsa por su Espíritu Santo a entrar con Él al desierto interior de nuestro corazón, para encontrarnos con Dios a solas y también vencer las tentaciones del demonio en la vida cotidiana durante estos cuarenta días”, agregó monseñor Moon.

Luego aseguró que “el medio más importante para vencer las tentaciones del demonio” es “estar con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”, porque “así como no pueden convivir las tinieblas con la luz, el demonio no puede convivir con Dios, por lo tanto, si estamos con Dios tampoco puede dañarnos”.

Finalmente, propuso: “Para que la vida de Jesús se haga realidad en tu vida, te propongo que dediques todos los días un tiempo exclusivo con Él, el Vencedor de Satanás, para entrar con Él a tu desierto interior y estar a solas con Dios Trino. Y así también vencerás las tentaciones y contarás con la ayuda de sus ángeles. Y tendrás una gran paz y armonía interior”.

Monseñor Moon se despidió animando a la nueva comunidad santafesina a “planificar en tus días, un lugar acogedor y una hora serena, para entrar en tu desierto interior con Jesús”, para “llegar a la transfiguración maravillosa con Él”.+