Jueves 1 de diciembre de 2022

Mons. Gallagher en Ucrania: "Sigan siendo valientes y fuertes, su país se levantará de nuevo"

  • 19 de mayo, 2022
  • Lviv (Ucrania) (AICA)
"Vine a Ucrania en nombre del Papa. En pocas horas, vi su sufrimiento, pero también el gran coraje del pueblo ucraniano", dijo el diplomático vaticano a los refugiados ucranianos en Lviv.
Doná a AICA.org

"Sigan siendo valientes y fuertes y Ucrania se levantará de nuevo", animó monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario de Relaciones con los Estados de la Santa Sede, dirigiéndose a los refugiados alojados en el Centro San Juan Pablo II en Lviv (Ucrania), en el marco de la visita a Ucrania que está llevando a cabo el representante de la diplomacia vaticana.

Después de las reuniones oficiales, monseñor Gallagher, acompañado por el arzobispo católico latino monseñor Mechyslav Mokshytsky, el embajador de Ucrania ante la Santa Sede, Andriy Yurash, y el jefe de la administración militar regional de Lviv, Maksym Kozytsky, visitaron dos centros para desplazados internos: uno en la parroquia de San Juan Pablo II en Sokilnyky y el segundo en el monasterio de San José.

Monseñor Gallagher dirigió unas palabras a los ucranianos que "perdieron sus casas y trabajos debido a la guerra y no tienen a dónde regresar". La gente compartió con gran emoción sus historias a menudo muy dramáticas. 

“Queridos hermanos y hermanas -dijo el diplomático vaticano-, “es una gran alegría para mí estar hoy aquí con ustedes. Vine a Ucrania en nombre del papa Francisco. Habiendo estado aquí solo por unas pocas horas, he visto su sufrimiento, pero también el gran coraje del pueblo ucraniano. Vine a traerles las palabras de apoyo del Santo Padre y a expresarles nuestra solidaridad”. 

“Espero que con la fe en Cristo presente aquí entre ustedes y con el apoyo del mundo entero, superarán todas las dificultades. El papa Francisco les envía su bendición; él conoce todos los horrores que ocurrieron en Ucrania en los últimos dos meses. Sabe también que son un pueblo fuerte y noble. Oramos por los que han muerto y por los que, como ustedes, perdieron sus hogares. Sigan siendo valientes y fuertes, y Ucrania se levantará de nuevo”. 

“Que tus hijos crezcan fuertes, fieles y hermosos. Todo el mundo católico está orando por ustedes. ¡Todos estamos con el pueblo ucraniano, estamos con ustedes!”, exhortó monseñor Gallagher.

En Solonets, la pequeña delegación fue recibida por la abadesa del monasterio de San José, hermana Bernadette, quien mostró cómo viven los refugiados en el monasterio y cómo "se convirtieron en miembros de su familia benedictina". 

“Hoy estoy aquí, queridos hermanos y hermanas en Cristo -dijo el Secretario de Relaciones Exteriores de la Santa Sede-, para decirles que el Papa es testigo del sufrimiento del pueblo ucraniano durante esta guerra y condenó la guerra muchas, muchas veces”. 

Al final de la visita, el arzobispo agradeció a la comunidad benedictina por hospedar a los desplazados internos y bendijo a todos. Hoy, 19 de mayo, el jefe de la diplomacia vaticana viajará a Kiev para reunirse con los líderes de las iglesias católicas de ambos ritos y funcionarios del gobierno.+