Domingo 26 de septiembre de 2021

Mons. Croxatto: La Palabra del Señor es la única que calma la tormenta

  • 23 de junio, 2021
  • Neuquén (AICA)
El obispo de Neuquén presidió la celebración del XII durante el año en la catedral María Auxiliadora, donde profundizó en la importancia de "despertar" la Palabra de Cristo dentro de cada uno.
Doná a AICA.org

Monseñor Fernando Martín Croxatto, obispo de Neuquén, celebró la misa del XII domingo durante el año, en la catedral María Auxiliadora, donde profundizó en la importancia de “despertar” la Palabra de Cristo dentro de cada uno.

“En esta escena del Evangelio se puede ver cómo Cristo no daba más, por eso se subió a la barca y se quedó  dormido profundamente. Comenzó a soplar el viento, a levantarse la tormenta y las olas. Estos hombres, los que acompañaban a Jesús, eran navegantes y pescadores que sabían de mar, sin embargo, no les bastó la astucia, la ciencia, la habilidad, su capacidad, su experiencia para no entrar en pánico, en ese momento”.

Monseñor Croxatto recordó que “lo despertaron a Jesús y dijo: 'silencio, cállate'. Mostró su poder, mostró su divinidad, dio una orden a la naturaleza con una voz fuerte como la que necesitamos nosotros oír dentro nuestro, una voz que tenga autoridad, que pueda hacerle frente a nuestros miedos que son muchos y a nuestra falta de fe que también es mucha”. 

“Muchas veces porque estos dos obstáculos, el miedo y la falta de fe, no permiten vivenciar la presencia del Maestro, del Señor y la fuerza de su poder”. 

“Cuando comenzó la tormenta, el viento soplaba fuerte y las olas arrasaban con todo, pero sólo la voz del Maestro tuvo dominio sobre ellos, Él estaba, pero tenía que despertarse, había que despertarlo”.

El prelado neuquino invitó, en este tiempo, a “despertarnos y a despertar en nosotros al Señor, al Maestro porque Él está, lo tenemos en nosotros y somos conscientes, pero a veces nos sentimos dormidos y pensamos que está dormido, pero no está dormido, yo tengo que despertarlo dentro de mí”. 

“Tengo que hacer oír su voz en mi interior”, explicó, y añadió: “En medio de todas estas pandemias que estamos viviendo, que no sólo es la del Covid, sino la pandemia de la pobreza, la del hambre, la de la indiferencia, la pandemia laboral, la pandemia de las ideologías y la falta de sentido de la vida. Hay que despertar a Cristo, el único que tiene poder”. 

Monseñor Croxatto afirmó que “seguimos buscando y rebuscando cosas con nuestra ciencia, pero a veces nos olvidamos de que hay alguien que tiene la voz con poder, con fuerza y la palabra para esos momentos donde parece que todo se va hundiendo. Tenemos que reclamarle, despertarla dentro nuestro, tenemos que despertar en nosotros la voz del Señor”.

“Uno a veces en esas tormentas empieza como a meterse adentro y decir 'Señor, habla dentro de mí, hazte presente, despertarte con tu voz' y Él nos acerca su palabra, una palabra que brota dentro nuestro. Brota dentro de mí una palabra nueva que calma esta ansiedad, esta angustia, esta tormenta, que calma todo, porque Él ha pronunciado su voz. Pero tenemos que dejar que Jesús pronuncie su voz adentro nuestro”.

El obispo señaló que “no solamente tenemos que despertarlo en nosotros, sino que hay que despertarlo en nuestra sociedad, hay que despertar la voz de Cristo que está ausente en muchos lugares y en gran parte de nuestra sociedad de hoy”. 

“No estamos escuchando su voz y su palabra, por eso vivimos tan atormentados, nos falta esa palabra del Señor. Hay que ponerla más presente, es la única voz que calma la tormenta y no la estamos usando, no la estamos aprovechando, el Señor está, pero lo hemos dormido en nuestra sociedad y también a veces lo dormimos en cada uno de nosotros”, concluyó.+