Jueves 1 de diciembre de 2022

La Iglesia investiga cómo mejorar la calidad de vida en La Cava

  • 27 de mayo, 2013
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
Referentes del equipo ambiental de la Pastoral Social del obispado de San Isidro, en cooperación con la Universidad Favaloro, relevaron desde comienzos del año las condiciones socio-sanitario-ambientales en las que viven los vecinos de villa La Cava, una de las zonas más vulnerables del conurbano norte bonaerense. Los resultados de la investigación estarán disponibles a principios de junio y permitirán adoptar políticas públicas y acciones comunitarias focalizadas sobre la problemática local.
Doná a AICA.org
Referentes del equipo ambiental de la Pastoral Social del obispado de San Isidro, en cooperación con la Universidad Favaloro, relevaron desde comienzos del año las condiciones socio-sanitario-ambientales en las que viven los vecinos de villa La Cava, una de las zonas más vulnerables del conurbano norte bonaerense.

Los resultados de la investigación, en la que colaboraron los referentes del barrio, estarán disponibles a principios de junio. A través de los datos obtenidos se definirán políticas públicas y acciones comunitarias focalizadas sobre la problemática local; asimismo, confían en que fomentará la participación social, ya que la devolución de los resultados a la comunidad y a sus organizaciones facilitará la ejecución de acciones.

Referentes de las parroquias, centros de salud, comedores comunitarios, escuelas, delegaciones municipales y sociedades de fomento mostraron su preocupación por la cuestión ambiental, en parte por la presencia de un relleno sanitario y el cementerio local.

La edición anterior de este relevamiento se realizó mediante una encuesta suministrada a los habitantes del barrio de Bajo Boulogne, partido de San Isidro en el año 2012, y representó un valioso aporte para la construcción de tejido social, como así también una herramienta necesaria para el diseño de políticas públicas locales, consignaron desde el obispado.

A partir de esa primera experiencia se pudo constatar que, si bien el área contaba con electricidad, agua corriente; recolección diaria de la basura, calles asfaltadas, centros de salud y escuelas, había problemas acuciantes sin resolver, como la inseguridad, las adicciones y la contaminación ambiental.

En esa oportunidad, los vecinos habían transmitido su preocupación por la inseguridad imperante en el barrio, que atribuían a la caída de muchos jóvenes y adultos en las adicciones.

Dada la confiabilidad de los datos obtenidos en cada uno de estos operativos, y con vistas a generar estadísticas útiles para la toma de decisiones, se aguardan con gran interés los resultados que las encuestas proveerán en esta oportunidad.+