Martes 23 de julio de 2024

Infancia misionera: el Papa recordó que la oración es la primera acción evangelizadora

  • 3 de octubre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Fue en el mensaje del Papa Francisco a los "niños y jóvenes misioneros, a los padres, formadores y amigos" de la Obra Pontificia de la Santa Infancia, con motivo del 180º aniversario de su fundación.
Doná a AICA.org

“Los invito a crecer, a través de la oración, en la amistad con nuestro Salvador, y en la amistad entre ustedes y entre todos los niños y adolescentes del mundo, para ser constructores de paz”, escribió el Papa Francisco en su mensaje a los miembros de la Obra Pontificia de la Santa Infancia, con motivo del 180º aniversario de su fundación. El mensaje lleva como fecha el domingo 1º de octubre, memoria litúrgica de Santa Teresa de Lisieux, patrona de las misiones.

Dirigiéndose a los “niños y adolescentes misioneros, padres de familia, formadores y amigos”, el pontífice recordó que el pasado 19 de mayo se celebró el ciento ochenta aniversario de la fundación de la Obra Pontificia de la Santa Infancia, por iniciativa de monseñor Charles de Forbin Janson, obispo de Nancy, “pastor de gran corazón apostólico”, quien en 1843, descubrió, a través de cartas de misioneros franceses, que muchos niños y niñas en China morían de hambre y de abandono. “Así nació en él una fuerte preocupación por la salvación de ellos, no sólo física sino también espiritual, porque creía firmemente que Jesús, el Hijo de Dios, murió y resucitó para la salvación de todos”, subrayó Francisco.

El Papa destacó, en su mensaje, que “la primera lección que hay que aprender de esta experiencia es "preocuparse por la salvación de los demás, cultivando en nosotros un corazón semejante" al de Jesús, y añadió que "no podemos dejar de desear ardientemente que todos se salven". Por eso la Obra Pontificia, añade, enseña "a muchos niños y jóvenes de todo el mundo a ser discípulos misioneros."

El Santo Padre también recordó a santa Teresita del Niño Jesús, 150 años después de su nacimiento y en su memoria litúrgica del primero de octubre, portadora de un segundo mensaje: "Con nuestra oración, aunque seamos pequeños - escribe Francisco - podemos contribuir a dar a conocer a Jesús y hacerlo amar, en silencio, ayudando a los demás a hacer el bien". Así, se refirió a una oración que es acción misionera, como enseñaba Santa Teresa, y que el Papa exhortó a hacer crecer en los niños, para que "sean constructores de paz".

Dándoles las gracias por ser "valientes testigos del Evangelio" y exhortándolos a compartir el bien más precioso, que es la fe, Francisco les recordó que la Obra de la Santa Infancia es una obra pontificia, y "por eso -escribió- los considero mis colaboradores especiales". 

"Los invito, concluyó el pontífice, “a seguir el caminito de santa Teresita del Niño Jesús, fieles a su lema: "Los niños rezan por los niños, los niños evangelizan a los niños, los niños ayudan a los niños".+