Sábado 22 de enero de 2022

Fiesta por los 25 años de la presencia de la Virgen que Desata los Nudos en Buenos Aires

  • 7 de diciembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Será este 8 de diciembre en el santuario de Navarro 2460. Habrá bendiciones, misas y se escucharán confesiones durante la jornada. La imagen fue traída por el hoy papa Francisco.
Doná a AICA.org

Miles de peregrinos visitarán mañana, miércoles 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, la parroquia San José del Talar del barrio porteño de Villa Pueyrredón, donde se encuentra la imagen de Nuestra Señora que Desata los Nudos, una advocación de la Virgen María de especial devoción del papa Francisco, imagen que este año celebra 25 años de su llegada a Buenos Aires.

“Gracias, Madre, por estos 25 años de tu presencia entre nosotros”, es el lema de esta jornada festiva.

En la convocatoria, los sacerdotes del templo recordaron que el 7 de noviembre pasado, cuando se coronó la imagen de la Virgen, el papa Francisco dijo: “Damos gracias a Nuestra Madre por tantas gracias recibidas, por tantos peregrinos, servidores, sacerdotes, religiosas y seminaristas que compartieron este camino de 25 años, y nos ponemos nuevamente en sus manos para seguir caminando juntos en la fe, en la esperanza que no defrauda y en el amor que se hace gesto, cercanía y consuelo para tantos hermanos nuestros que hoy nos necesitan. (…) En Ella pongamos nuestra esperanza, para ser testigos fieles y humildes del Evangelio de la misericordia y la ternura de Dios”. 

Las celebraciones en el santuario 
El santuario de Navarro 2460 abrirá sus puertas a la hora cero del miércoles 8, oportunidad en que presidirá la misa el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario de la Zona Devoto, monseñor Juan Carlos Ares.

Luego el templo permanecerá abierto de 7 a 22, horario en el que los sacerdotes escucharán confesiones y habrá bendiciones en el Patio del Peregrino. Habrá misas a las 9, 11, 13, 15, 17, 19 (en la calle) y a las 21.

La procesión con la imagen de la Virgen que Desata los Nudos por las calles del barrio está prevista para las 20, tras la celebración eucarística.

Un cuadro con historia
La imagen de Nuestra Señora de Knotenloserin, conocida como la Virgen Desatanudos, se venera desde 1706 en Ausburgo, y según la creencia efectúa una mediación maternal para resolver la maraña de dificultades y desatar los nudos que entorpecen la vida de los hombres y les impiden unirse con Dios.

El título "desata nudos" o "knotenlöserin" se explica así: "Knot" significa nudo, "Löser" o "Löserin" deshacer, desatar, desarmar, borrar.

El ícono, de estilo barroco, muestra a un ángel que le alcanza una cinta con nudos, el pecado original con todas sus consecuencias, grandes y pequeñas, separadas y agrupadas.

Así la cinta resbala, reflejando la luz de la misericordia y de la sanación, hacia otro ángel, el cual expresivamente la muestra a quien reza confiadamente y se siente escuchado.

El cuadro fue pintado alrededor de 1700 por un autor anónimo e instalado en la antigua iglesia Saint Peter Am Perlach, de Alemania, donde comenzó a extenderse la devoción a otros lugares.

El 8 de diciembre de 1996, por encargo del entonces monseñor Jorge Mario Bergoglio, fue entronizada una copia pintada por la doctora Ana Betta de Berti en la parroquia San José del Talar, del barrio porteño de Agronomía.

A partir de ese día miles de peregrinos acuden a venerar la imagen mariana, en busca de paz y respuesta a sus necesidades por medio de la oración de la Madre de Jesús.+