Martes 19 de enero de 2021

En agosto, la comunidad de Río Gallegos se une en oración a María

  • 10 de agosto, 2020
  • Río Gallegos (Santa Cruz) (AICA)
El obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, propuso a la comunidad diocesana unirse en oración rezando a diario una oración a la Virgen, propuesta por el papa Francisco.

Cercanos a la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, el obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, invitó a la comunidad diocesana a unirse en oración rezando a diario una oración a la Virgen

“Estamos viviendo momentos difíciles en el contexto de la pandemia; algunas de nuestras localidades están siendo muy golpeadas por los contagios. Por eso creo que tenemos que estar más unidos que nunca en la oración, en el afecto y en la solidaridad”, dijo al comienzo de la carta. 

“Las restricciones de la pandemia nos han ‘obligado’ a valorizar la dimensión doméstica de nuestra Iglesia, y celebrar la fe en el hogar, o a través de las redes sociales o los medios de comunicación”. Por eso, con motivo de la fiesta de la Virgen y porque “nuestro pueblo manifiesta con particular intensidad su amor y devoción a Nuestra Madre”, el obispo propuso unirse durante el mes de agosto diariamente, rezando la “Oración a María” que el papa Francisco propuso a la Iglesia. 

Campaña Donación AICA

El obispo animó a las comunidades a rezar “de manera sencilla y creativa: Lo importante es que nuestra oración sea un clamor al cielo del Pueblo de Dios que peregrina en Santa Cruz y Tierra del Fuego; que como hijos le pedimos a Nuestra Madre, que interceda por los enfermos, por los que más sufren, por los médicos, por el eterno descanso de los fallecidos, y por las intenciones de cada uno de nosotros”.

Recordando las palabras del papa Francisco, invitó a “contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra Madre, que nos unirá todavía más como familia espiritual y nos ayudará a superar esta prueba”. 

“En este tiempo hemos experimentado que Dios sigue a nuestro lado, que nos acompaña y sostiene y que nos anima a ser una Iglesia renovada, que vive una caridad creativa, porque la pandemia también es una oportunidad para encontrarnos con Cristo en cada hermano que sufre”, concluyó el obispo de Río Gallegos.+