Martes 29 de noviembre de 2022

El Papa confía Myanmar, Ucrania, Camerún y los migrantes a María

  • 25 de septiembre, 2022
  • Matera (Italia) (AICA)
Desde Matera, Francisco pidió a la Virgen para que en Italia haya "más nacimientos, más hijos", por el consuelo "del atormentado pueblo ucraniano" y por un futuro más inclusivo para los migrantes.
Doná a AICA.org

Italia, donde nacen pocos hijos; Myanmar, en llamas tras el golpe de Estado, y los 11 niños muertos en el ataque a una escuela; Ucrania, donde los líderes mundiales deben conseguir detener la guerra; Camerún y el llamamiento de los obispos a la liberación de los sacerdotes, religiosos y laicos secuestrados en una iglesia; y también los migrantes y refugiados, para que en la Jornada dedicada a ellos se renueve el compromiso de todos "para construir un futuro más inclusivo y fraterno".  Son las "necesidades más urgentes del mundo" para las que el papa Francisco, en Matera, invocó la "intercesión maternal" de la Virgen María, "mujer eucarística", antes de cerrar la celebración que concluye el 27º Congreso Eucarístico Nacional con la oración del Ángelus.

Y luego dirigió su pensamiento a Myanmar, el "noble país" de Asia atormentado "desde hace más de dos años por graves enfrentamientos armados y violencia, que causaron tantas víctimas y desplazados". Y recordó haber escuchado esta semana "el grito de dolor por la muerte de niños en una escuela bombardeada". Y añadió espontáneamente: "¡Se ve que está de moda bombardear las escuelas, hoy, en el mundo! ¡Que el grito de estos pequeños no quede sin ser escuchado! Estas tragedias no deben ocurrir". El dramático ataque, realizado con helicópteros, según algunos testimonios del gobierno, tuvo lugar el 16 de septiembre, en la región de Sagaing.

Paz en Camerún tras secuestros en la iglesia
Ese mismo día, en el suroeste de Camerún, donde desde el 2016 está en curso un conflicto entre separatistas y ejército regular, algunas personas, entre ellas cinco sacerdotes y una monja, fueron secuestradas en la diócesis de Mamfe, mientras se encontraban en la iglesia de Santa María, en la aldea de Nchang. Según los obispos, que lanzaron un llamamiento para su liberación, se trata de un secuestro con fines de extorsión. Francisco en el Ángelus rezó por los secuestrados "y por las poblaciones de la provincia eclesiástica de Bamenda: que el Señor conceda paz a los corazones y a la vida social de ese querido país".

Fin de la guerra en Ucrania, llamamiento a los líderes mundiales
A María, Reina de la Paz, el Pontífice se dirigió para que "consuele al martirizado pueblo ucraniano" y obtenga "de los jefes de las naciones", reunidos estos días en Nueva York para la Asamblea de las Naciones Unidas, "la fuerza de voluntad para encontrar inmediatamente iniciativas eficaces que lleven al fin de la guerra".

Un futuro más inclusivo y fraterno para migrantes y refugiados
Por último, en el domingo en que la Iglesia celebra la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, sobre el tema "Construir el futuro con los migrantes y los refugiados", el papa Francisco llamó a renovar "el compromiso de construir el futuro según el designio de Dios: un futuro en el que cada persona encuentre su lugar y sea respetada; en el que los migrantes, los refugiados, los desplazados y las víctimas de la trata puedan vivir en paz y con dignidad". Porque, añadió, "el Reino de Dios se realiza con ellos, sin excluidos.

Es también gracias a estos hermanos y hermanas que las comunidades pueden crecer a nivel social, económico, cultural y espiritual; y compartir las diferentes tradiciones enriquece al Pueblo de Dios. ¡Comprometámonos todos a construir un futuro más inclusivo y fraterno!". Y recordpo los cuatro compromisos para ayudar a quienes se ven obligados a abandonar su país: "Los migrantes deben ser acogidos, acompañados, promovidos e integrados".+