Martes 30 de noviembre de 2021

El Papa agradece a la Familia Vicentina: "Su misión trajo esperanza"

  • 24 de noviembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Antes de la audiencia general el pontífice saludó a unos 1.500 peregrinos, procedentes de diversas parroquias italianas, reunidos en la basílica de San Pedro.
Doná a AICA.org

El papa Francisco empezó este miércoles, 24 de noviembre, de un modo bastante inusual. Antes de la audiencia general se reunió y saludó a unos 1.500 fieles procedentes de diversas parroquias de Italia reunidos en la basílica de San Pedro.

Eran miembros de varias asociaciones católicas, grupos parroquiales, familias, estudiantes y parejas recién casadas, que por motivo de espacio y respetando las medidas de seguridad anti Covid-19, no entraban en el Aula Pablo VI del Vaticano donde después el pontífice pronunció su catequesis habitual.

“Saludo a la Familia Vicentina de Italia que promovió la peregrinación de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa a todas las regiones de Italia, junto con las diócesis y las parroquias”, dijo el Papa recordando estos difíciles meses de pandemia donde “su misión trajo esperanza, haciendo que muchos experimenten la misericordia de Dios”.

Francisco dedicó un pensamiento especial a las personas solas, a los enfermos de los hospitales, a quienes viven en las cárceles, en los centros de acogida y en las periferias existenciales y que son asistidos por la congregación vicentina. 

“Gracias, porque dieron testimonio del estilo de la Iglesia en salida que llega a todos, empezando por los excluidos y los marginados. Sigan por este camino y ábranse cada vez más a la acción del Espíritu Santo, que les da la fuerza para anunciar con valentía la novedad del Evangelio”.

Igualmente, el Papa saludó a los peregrinos de la Asociación Juan Pablo II de Bisceglie: “Queridos amigos, imiten el ejemplo de este santo pontífice y esfuércense por comprender y acoger el amor de Dios, fuente y razón de nuestra verdadera alegría. En comunión con sus pastores, anuncien a Cristo con vuestra vida, en la familia y en todos los ambientes”

Por último, el pontífice quiso saludar a la Asociación Italiana de Víctimas de la Violencia: “Queridos hermanos y hermanas, les agradezco su labor de asistencia y apoyo a quienes sufrieron malos tratos y viven en la angustia y el malestar”. 

“Con su importante labor, ustedes contribuyen a construir una sociedad más justa y solidaria. Que su ejemplo inspire en todos un compromiso renovado, para que las víctimas de la violencia sean protegidas y su sufrimiento sea tenido en cuenta y escuchado”, concluyó.+