Sábado 20 de julio de 2024

El arzobispo de Córdoba invitó a pedir la gracia de saber escuchar a la gente

  • 2 de agosto, 2023
  • Córdoba (AICA)
El cardenal electo Ángel Rossi destacó la gracia de la sabiduría como un signo de humildad y defendió al Papa, afirmando: "Generar fuentes de trabajo es la mejor ayuda para los pobres".
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, cardenal electo Ángel Rossi SJ, convocó a la feligresía a pedirle a Dios la gracia de la sabiduría, que es un signo de humildad, y de saber escuchar a la gente; y explicó el significado de la frase “venderlo todo” como sinónimo de conversión.

“Dios nos ha puesto a cada uno en un lugar, para poder escuchar, ya que los papás tienen que saber escuchar a sus hijos, los maestros deben saber escuchar sus alumnos; los hombres de gobierno tienen que escuchar a su pueblo; los curas tenemos que escuchar a nuestro rebaño”, detalló.

En vísperas de la fiesta de San Cayetano, a quien el pueblo le pide la gracia del pan y del trabajo, el arzobispo cordobés recordó lo que el Papa Francisco dice en la encíclica Fratelli tutti acerca de la dignidad de cada persona. “Nos exige asegurar que todos tengan acceso a las condiciones mínimas; no solo de supervivencia, sino de dignidad”, sostuvo.

“A veces se lo critica al Papa de pobrismo, de favorecer los subsidios. No es así, pero es con mucha frecuencia malinterpretado, especialmente en ciertos sectores. Francisco jamás propone que las personas vivan de subsidio; al contrario, su gran tema es el trabajo”, destacó.

Monseñor Rossi sostuvo que, para el pontífice, lo importante “no es repartir”, sino que dice que “lo verdaderamente popular, porque promueve el bien del pueblo, es asegurar a todos, las posibilidades de hacer brotar las semillas que Dios ha puesto en cada uno, sus capacidades, su iniciativa su fuerza”. 

“Esa es la mejor ayuda para un pobre; el mejor camino hacia una existencia digna. Por consiguiente, reclama creatividad política y empresarial, para acrecentar los puestos de trabajo en lugar de reducirlos, y alienta la creación de fuentes de trabajo”, subrayó, y puntualizó: “No se cansa de insistir en que ayudar a los pobres con dinero debe ser siempre una solución provisoria. Para resolver una urgencia, a veces, es necesario, pero el gran objetivo debería ser siempre permitirles una vida digna a través del trabajo”.

Tras citar otros pasajes de Fratelli tutti, insistió en señalar: “Para Francisco el trabajo solo se entiende dentro del contexto del humanismo y de la espiritualidad; por eso también, al mismo tiempo que alienta la creación de fuentes de trabajo para todos, propone el desarrollo de otro ritmo de vida que incluya la sabiduría”.

“Las estructuras sociales –sostuvo con una cita del Papa-, al mismo tiempo que favorecen el acceso al trabajo, también deben asegurar que ese trabajo deje espacio para una vida íntegra y plena.

“Pedimos esa gracia para el mundo, pedimos esa gracia especialmente para nuestra Patria, y que nosotros también, como Salomón, podamos humildemente pedirle al Señor la gracia de la sabiduría, la gracia de saber escuchar a nuestra gente, así como el Señor nos escucha a nosotros, en nuestra oración. Que la Virgen, que escuchó al ángel, que escuchó a Jesús, que nos escucha a nosotros, nos dé mucha fuerza”.+