Miércoles 5 de octubre de 2022

Card. Krajewski lleva la cercanía del Papa a las zonas de guerra en Ucrania

  • 15 de septiembre, 2022
  • Kiev (Ucrania) (AICA)
Por cuarta vez, el Limosnero del Papa visita en estos días Ucrania por deseo del Santo Padre para llevar la solidaridad y confirmar en la fe a un pueblo "atormentado".
Doná a AICA.org

El cardenal Konrad Krajewski, prefecto del nuevo Dicasterio para el Servicio de la Caridad está en visita a Ucrania, por cuarta vez, para llevar la cercanía y el apoyo espiritual del Santo Padre a las comunidades que más sufren en la línea del frente a lo largo de la frontera militar que se extiende en la parte sureste de Ucrania. 

El miércoles 14 de septiembre, el cardenal visitó Haysyn, Uman y varias comunidades en Odesa. Continuando el camino hacia el Este, quizás incluso sea posible visitar el frente. En el camino, el enviado papal visita a sacerdotes y consagrados que se quedaron con la gente en el terreno, se encuentra con voluntarios y fieles.

En Odessa, el enviado papal se reunió con el padre Oleksandr Repin TChr y una hermana benedictina que cuidan el santuario de San José en Mykolaiv. Según contó el abad, durante el encuentro recibió el “Rosario de la Victoria”, que será pasado de familia en familia en la parroquia, para rezar con la intención de la paz.

Según explicó el propio cardenal Krajewski a los ucranianos, "durante el consistorio, es decir, hace menos de una semana, el Santo Padre me llamó y me dijo: Sería bueno que fueras a Ucrania a las zonas de guerra y visitaras todos esos comunidades que llevan más de 200 días sitiadas entre el pueblo, no abandonaron sus lugares, ayudar a los militares y apoyar a los necesitados”. 

Y agregó el Limosnero pontificio: “Salí del Vaticano, recorrí casi 3600 kilómetros en un automóvil, que también es un regalo del papa Francisco a la diócesis que visitaré en último lugar. Este viaje es puramente evangélico: para contar el amor del Santo Padre por Ucrania. Sólo para estar con este pueblo oprimido y darles esperanza, para estar con ellos en silencio, para que sepan que aunque nos separen tantos kilómetros, el Papa está con los ucranianos en su corazón”. 

El cardenal Krajewski destacó que incluso en Kazajstán, “el Santo Padre habló de su amada Ucrania. Creo que es el único líder religioso en el mundo que ha estado hablando de Ucrania durante 200 días en cada discurso. Hoy dijo que nadie en el mundo debería olvidarse de Ucrania, no olvidarse de esta guerra”. 

“Mi tarea es ir a lo largo de la frontera, hasta Kharkiv, y estar con todos los que están presentes evangélicamente en los lugares donde está ocurriendo la tragedia. No es sólo la presencia y entrega de rosarios a militares o particulares, es también una ayuda concreta para ver las necesidades y, después de regresar a Roma, enviar cuanto antes las cosas necesarias o el dinero a estas comunidades”. 

“¡Viva Ucrania! ¡Ser libre lo antes posible! Rezo por esto y los bendigo en el nombre del Santo Padre”, expresó el purpurado polaco.

El cardenal Konrad Krajewskyi ya visitó Vinnytsia, se reunió en el santuario de la Madre de Dios Letychivska con obispos católicos romanos, y pudo conversar con los pastores y fieles de Odesa y se dirige a Zaporizhzhia.

"La situación – explicó– es muy difícil, incluso esta noche se han oído las sirenas, hay muchos muertos, pero seguimos a lo largo de la frontera rusa para estar con la gente. En la liturgia, recordamos a la Virgen de Fátima, que estuvo ante la cruz. Queremos estar delante de la cruz con todas las viudas, con los hijos de los hombres muertos y heridos, y estando así como María, sentimos que Jesús dice a los ucranianos 'aquí está vuestra Madre'; si seguimos a la Virgen de los Dolores habrá milagros aquí en Ucrania". 

El cardenal concluyó subrayando el significado de su misión: "Mi tarea, en nombre del Santo Padre, es estar aquí con la gente adelante, confiar y repetir cada día que confiamos en Jesús, repetir: Jesús confío en ti".+