Miércoles 3 de marzo de 2021

Mons. Mestre: Allanar, esperar y consolar

  • 8 de diciembre, 2020
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
Tres actitudes para esta segunda semana de Adviento propuestas en la reflexión dominical del obispo de Mar del Plata.

En su reflexión para el segundo domingo de Adviento, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, acudió a sus habituales tres puntitos con tres verbos: allanar, esperar y consolar.

Allanar los senderos y preparar los caminos
Al comenzar, tomó la frase central del Evangelio, ya que “para que se pueda dar una comunicación fecunda es necesario tener buenos caminos, óptimas vías de comunicación. Por eso se hace necesario rellenar, aplanar, enderezar… Eso es allanar”, explicó. Es decir, se trata de “quitar todo obstáculo a la comunicación”, todo aquello que “nos impida que el Señor pueda venir a nuestro corazón”.

Campaña Donación AICA

Esperar un cielo nuevo y una tierra nueva
La actitud de la esperanza domina el relato evangélico, afirmó monseñor Mestre. “Realmente esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva porque Dios va a transformar todo en una nueva creación. Él hace nuevas todas las cosas. Esta es la promesa de Dios y Dios siempre cumple sus promesas”, aseguró. Por eso, animó a recuperar esta esperanza “como elemento propio de la espiritualidad del Adviento”.

Consolar a mi pueblo
Finalmente, un fruto del tiempo de Adviento es “ver en el rostro del hermano la presencia de Cristo que viene a nuestro encuentro”. Muchas veces puede ser “un rostro resplandeciente y otras veces no tanto”. Pero ese hermano en situación de dificultad “reclama de cada uno de nosotros esa actitud de consuelo”, dijo el obispo marplatense y animó a imitar la exclamación de la primera lectura: “¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo!”.+