Domingo 26 de mayo de 2024

"Vivir como hermanos ante tanta división", pidió Mons. Miñarro en la peregrinación a Luján

  • 7 de noviembre, 2017
  • Merlo (Buenos Aires)
"Vivimos muy fragmentados, peleados. Parece que hay gente a la que le interesa que cada vez estemos más separados por estas grietas", lamentó el obispo auxiliar de Merlo-Moreno, monseñor Oscar Eduardo Miñarro, en la 18ª Peregrinación Diocesana a Luján y exhortó a la comunidad a "vivir como hermanos".
Doná a AICA.org
Las comunidades de la diócesis de Merlo-Moreno visitaron a la Madre el domingo 5 de noviembre, en el marco de la 18ª Peregrinación Diocesana a Luján.

Con el lema "Anunciemos a Jesús desde los pobres a todos en salida misionera", los peregrinos partieron a las 10 desde el Monumento a los Héroes de Malvinas y desde allí caminaron hasta la basílica, donde el obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, presidió la misa concelebrada por el obispo auxiliar, monseñor Oscar Eduardo Miñarro.

En la homilía, monseñor Miñarro exhortó a la comunidad a "vivir como hermanos". "Qué bueno que tengamos como hermanos una Casa Común donde sabemos que venimos cada año y que cada año nos recibe la mamá de la familia (María)", señaló el prelado.

"Venir a Luján para nuestra diócesis es descubrir la esencia de lo que queremos como Iglesia diocesana: ser hermanos, donde algunos celebramos la misa, otros dan catequesis, otro atiende Cáritas, hay secretarias, pero que lo que nos distingue en realidad es que somos hermanos, hijos de un mismo Dios", puntualizó.

Y preguntó: "¿Qué es lo que da esta dimensión de hermanos a nuestro ?ser seguidores de Jesús´? Es que somos una familia. Y, si hay algo que me parece que en el tiempo en que vivimos se atenta es contra esta unidad".

[img]http://www.aica.org/subidas/3061.jpg[/img]

"Vivimos muy fragmentados, peleados. Parece que hay gente a la que le interesa que cada vez estemos más separados por estas grietas", lamentó y agregó: "Cuando nos dejamos penetrar en nuestro corazón y en nuestras vidas por estos pensamientos de división terminamos enojados, amargados, porque se rompió lo más fuerte que Dios nos pudo dar, que es la fraternidad".

Asimismo, en el marco de la I Jornada Mundial de los Pobres convocada por el papa Francisco para el 19 de noviembre, monseñor Miñarro recordó: "El que está al lado depende de mí porque es un hermano. Entonces, cuando en la diócesis nos animamos a anunciar a Jesús desde los pobres estamos invitando a descubrirnos que todos somos hermanos".

Finalmente, el obispo auxiliar de Merlo-Moreno expresó: "Ustedes son todos hermanos y el que quiera ser grande tiene que servir, y el que quiera vivir como hermano tiene que abajarse, animarse a lavar muchos pies y a caminar en fraternidad". "Ojalá que esta peregrinación renueve en nuestra diócesis esta opción que hacemos de vivir como Iglesia fraterna, de los pobres, en salida, que es casa abierta para todos los hermanos que tienen lugar en la casa común que el Padre nos ha regalado", concluyó.

Más información en Facebook.+