Miércoles 29 de junio de 2022

"Una violeta en el Huerto de Dios"

  • 30 de agosto, 2012
  • Pergamino (Buenos Aires)
El grupo de teatro vocacional "Juan P. Mártire" presentará "Una violeta en el Huerto de Dios", una dramatización testimonial sobre la vida de la Venerable María Crescencia Pérez, obra que se estrenará mañana, viernes 31 de agosto, a las 21, en la Casa de la Cultura (General Paz y San Nicolás), con entrada libre y gratuita. La obra, basada en escritos testimoniales de María Crescencia Pérez, se refiere a la vida de la próxima beata argentina de la Congregación Hijas de María Santísima del Huerto y cuenta con el asesoramiento religioso de la hermana Ana Val y la dirección general de Noemí Altamirano y José A. Colombo.
Doná a AICA.org
El grupo de teatro vocacional "Juan P. Mártire" presentará "Una violeta en el Huerto de Dios", una dramatización testimonial sobre la vida de la Venerable María Crescencia Pérez, obra que se estrenará mañana, viernes 31 de agosto, a las 21, en la Casa de la Cultura (General Paz y San Nicolás), con entrada libre y gratuita.

La obra, basada en escritos testimoniales de María Crescencia Pérez, se refiere a la vida de la próxima beata argentina de la Congregación Hijas de María Santísima del Huerto y cuenta con el asesoramiento religioso de la hermana Ana Val y la dirección general de Noemí Altamirano y José A. Colombo.

La humilde violeta
María Angélica Pérez nació en San Martín, provincia de Buenos Aires, el 17 de agosto de 1897. En 1905 su familia se mudó a Pergamino y dos años después, con una de sus hermanas, ingresó al "Hogar de Jesús". En el Hogar de Jesús Angélica no sólo cursó la primaria sino que además tomó clases de costura y bordado. Tan buena alumna resultó ser que obtuvo el diploma de Maestra de Labores con un sobresaliente. En este ambiente ella se sentía como en su casa y quería a las religiosas como a su familia.

En esta institución educativa, a cargo de la Congregación de las Hermanas del Huerto, permaneció pupila hasta fines de 1915. Por este entonces la vocación de María Angélica estaba definida. Tan es así que abandonó el Hogar de Jesús para ingresar al noviciado. En ese momento dejó a sus dos familias: a sus padres y hermanos, y a las Hermanas del Hogar. Se trasladaba para cumplir con su gran vocación a la ciudad de Buenos Aires, a la Casa Provincial de las Hermanas del Huerto, en el barrio de Villa Devoto. Era el 31 de diciembre de 1915.

Un año después, con la vestición del hábito religioso, comenzó a llamarse Hermana María Crescencia en honor del santo mártir Crescencio.

En Vallenar, Chile, el 20 de mayo de 1932, María Crescencia falleció serenamente y con fama de santidad tras padecer una grave enfermedad.

Por su compromiso, su vocación de servicio, su amor y su trabajo en pos del bienestar de los más necesitados, especialmente de los hermanos enfermos, es que la Hermana María Crescencia Pérez será beatificada el próximo 17 de noviembre de 2012 en el Circuito El Panorámico de la ciudad de Pergamino, en una ceremonia que será presidida por el cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Informes: correo electrónico: beatificacionpergamino@gmail.com +