Viernes 2 de diciembre de 2022

Un signo de esperanza: Ordenan a 7 sacerdotes en una catedral destruida por el tifón

  • 28 de noviembre, 2013
  • Palo (Filipinas)
Dieciocho días después del terriblemente destructivo Tifón Haiyan, en la parte central del archipiélago de Filipinas, -mientras que la reconstrucción apenas ha comenzado y será larga-, el pasado lunes, 25 de noviembre, en una catedral al aire libre (el techo de la década de 1960 no resistió las tormentas) y delante del altar de estilo barroco, aún en pie, el arzobispo de Palo, monseñor John Du, decidió ordenar a siete nuevos sacerdotes, ante una multitud de fieles que acompañó la ceremonia. La arquidiócesis de Palo quiso ofrecer con este gesto un signo de esperanza y fe en el futuro por parte de la Iglesia y los fieles católicos.
Doná a AICA.org
Dieciocho días después del terriblemente destructivo Tifón Haiyan, en la parte central del archipiélago de Filipinas, -mientras que la reconstrucción apenas ha comenzado y será larga-, el pasado lunes, 25 de noviembre, en una catedral al aire libre (el techo de la década de 1960 no resistió las tormentas) y delante del altar de estilo barroco, aún en pie, el arzobispo de Palo, monseñor John Du decidió ordenar a siete nuevos sacerdotes, ante una multitud de fieles que acompañó la ceremonia.

La arquidiócesis de Palo quiso ofrecer con este gesto un signo de esperanza y fe en el futuro por parte de la Iglesia y los fieles católicos.

El padre Amadeo Alvero, del servicio de información de la Conferencia episcopal filipina explicaba a la agencia AsiaNews que "es posible que hayamos perdido todo, pero nuestra fe es más fuerte que nunca. Ninguna prueba, ninguna tormenta, ni tifón podrán destruir nuestra determinación de tener fe en Jesucristo. Y hay que demostrarlo con hechos".

Los siete nuevos sacerdotes se incorporan a un presbiterio de unos 140 sacerdotes.+