Lunes 27 de junio de 2022

Último adiós en Quilmes al vicario general, padre Carlos Abad

  • 4 de mayo, 2022
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
La comunidad de Quilmes ofreció este martes su último adiós al padre Carlos Abad, vicario general de la diócesis, fallecido el lunes a causa de un infarto.
Doná a AICA.org

Con una misa presidida por el obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, la comunidad despidió este martes 3 de mayo al padre Carlos Abad, fallecido el lunes a causa de un infarto.

El padre Abad era vicario general de la diócesis desde 1995 y también se desempeñaba como párroco de Nuestra Señora de la Paz, de Bernal, desde 1998. Una multitud acudió al templo parroquial para darle su último adiós.

Durante la misa exequial, monseñor Tissera recordó que el Padre “Carlitos” se manejaba “libre, con la autoridad de Jesús”, confiado a Dios. El padre Carlos fue un hombre mariano, que siguió el ejemplo de María, siempre humilde, y que en silencio supo decir ‘sí’, como ella, aseguró el obispo. 

Visiblemente conmovido, el prelado recordó que “la luz del Señor Resucitado nos ilumina y consuela”, que “el padre Carlos está participando en la gran liturgia celestial”.

"María nos abraza con su ternura maternal, compartiendo nuestro dolor, que Ella bien conoce. A Ella le pedimos, junto al padre obispo Jorge Novak, que reciban al padre Carlitos”, rezó.

Durante la tarde del martes y la mañana del miércoles, despidieron al padre Abad familiares, amigos, fieles de su parroquia, hermanos y hermanas de la diócesis de Quilmes, sacerdotes y diáconos, el arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Colombo, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Marcelo Margni, y el obispo emérito de Quilmes, monseñor Luis Teodorico Stöckler.

El padre Carlos Alberto Abad acompañó como vicario general de la diócesis de Quilmes a los obispos Jorge Novak, Luis Stöckler y Carlos Tissera, y fue de la camada de los primeros seminaristas de la diócesis de Quilmes. Falleció a sus 69 años.

Sus restos descansan en la parcela de los sacerdotes del Cementerio Municipal de Quilmes. La diócesis encomendó al padre Carlos a Jesús, el Buen Pastor Resucitado.+