Viernes 1 de julio de 2022

Sri Lanka libera a 612 presos por la visita del Papa

  • 15 de enero, 2015
  • Colombo (Sri Lanka)
Las autoridades de Sri Lanka pusieron en libertad a 612 presos como gesto por la visita del papa Francisco, quien ofició una multitudinaria misa en Colombo ante miles de personas y liberó una paloma durante una ceremonia de oración a la Virgen celebrada ayer en el santuario de Nuestra Señora de Madhu, exhortando a la unidad entre tamiles y cingaleses tras el conflicto civil.
Doná a AICA.org
Las autoridades de Sri Lanka pusieron en libertad a 612 presos como gesto por la visita del papa Francisco, quien ofició una multitudinaria misa en Colombo ante miles de personas y liberó una paloma durante una ceremonia de oración a la Virgen celebrada en el santuario de Nuestra Señora de Madhu, exhortando a la unidad entre tamiles y cingaleses tras el conflicto civil.

El comisionado general de Prisiones de Sri Lanka, Chandhrarathna Pallegama, informó que "612 presos -575 hombres y 37 mujeres-, fueron liberados en coincidencia con la visita del Papa al país".

Explicó que todos los excarcelados cumplían penas menores, estaban en prisión porque se encontraban en fase procesal y no habían podido pagar la fianza o porque habían cometido faltas como el impago de multas o eran personas que tenían más de 75 años.

"En ningún caso hubo liberados por delitos importantes como violación, abuso, asesinato, narcotráfico o similares", aseguró el comisionado, quien señaló que el Ministerio de Justicia dio su visto bueno.

La liberación fue celebrada esta mañana con una ceremonia en la Prisión de Welikada.

Según fuentes oficiales, Sri Lanka tiene tres prisiones principales y 29 instituciones penitenciarias que albergan a una población de 19.000 reos, 12.000 de ellos cumpliendo condena firme.

El papa Francisco realizó un fuerte llamamiento para la unidad entre tamiles y cingaleses tras el terrible conflicto civil, durante su visita al santuario mariano de Mahdu, en el norte de Sri Lanka.

Francisco se convirtió, así, en el primer pontífice que pisaba territorio tamil, ya que en los viajes de Juan Pablo II y Pablo VI estos no habían viajado a esta zona del país, inmerso durante 26 años en un sangriento conflicto que acabó en 2009.

En el santuario, que se convirtió en un campo de refugiados durante el conflicto, y ante cientos de miles de personas, Francisco instó a "ambas comunidades de Sri Lanka, tamiles y cingaleses, a reconstruir la unidad que se había perdido" con la guerra.

Pese a ser uno de los países con mayor presencia de budistas en el mundo y contar con una minoría cristiana, el papa Francisco logró que Sri Lanka fuera por un día un país con protagonismo católico.+