Sábado 24 de julio de 2021

Se llevó a cabo la reunión de Obispos Castrenses de América Latina y el Caribe

  • 19 de junio, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Con base en la Argentina, en la tarde del miércoles 16 de junio se realizó una reunión virtual de Obispos Castrenses de América Latina y el Caribe.
Doná a AICA.org

Con base en la Argentina, en la tarde del miércoles 16 de junio se realizó una reunión virtual de los Obispos Castrenses de América Latina y el Caribe. Participaron obispos y responsables de la pastoral al servicio de las fuerzas armadas, de seguridad y policiales.

La reunión contó con la presencia de los obispos y capellanes responsables de la Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana, Venezuela, Chile, Guatemala, Panamá, México, Costa Rica y Honduras. Tras la última reunión presencial, que se efectuó en 2019 en la ciudad de Quito, Ecuador, las circunstancias de la pandemia impidieron dar continuidad a los enriquecedores encuentros anuales en forma presencial.

En el encuentro, además de la oración y el compartir fraterno, se pudieron abordar las diferentes temáticas de esta particular pastoral que la Iglesia ofrece a los hombres y mujeres que ejercen su vocación al servicio de sus conciudadanos y de la Patria. Los obispos asistentes reflexionaron sobre los momentos difíciles que le toca vivir al mundo, y resaltaron la importancia del servicio espiritual y material que se prestó y se continúa prestando mediante la pastoral castrense.

Los participantes expusieron que desde el inicio de la pandemia han estado muy atentos a las necesidades, no sólo de los fieles propios –jurisdicción personal- sino también colaborando con las Iglesias particulares hermanas y cooperando con la asistencia social. En muchos casos se utilizó la plataforma de las Fuerzas Armadas, Fuerzas Federales de Seguridad y Fuerzas Policiales para poder llegar con la ayuda humanitaria a los sectores más necesitados, trasportando oxígeno, vacunas y demás insumos necesarios.

Además, en el encuentro virtual, cada uno de los participantes expuso sus consideraciones y apreciaciones acerca de la inserción de la pastoral castrense en la nueva realidad del Celam (Consejo Episcopal Latinoamericano), de manera de continuar en el muy valioso camino que desde hace muchos años se transita y desarrolla, ofreciendo toda la experiencia con que se cuenta para continuar en dicho sentido y profundizarlo.

También, en la reunión se acordó realizar próximamente distintas propuestas y la continuidad en el encuentro frecuente, programando para el próximo mes de julio una nueva reunión. Teniendo en cuenta que el presidente del Centro de Redes de Acción Pastoral-Iglesia en salida, monseñor Cástor Oswaldo Azuaje Pérez OCD, obispo de Trujillo, se encuentra en Venezuela, y el secretario general, monseñor Jorge Lozano, en la Argentina; se consideró oportuno que monseñor Benito Adán Méndez Bracamonte, obispo castrense de Venezuela, y monseñor Santiago Olivera, obispo castrense de la Argentina, sean los referentes para continuar con el diálogo y la coordinación de las propuestas.

Finalizado el encuentro virtual, monseñor Olivera expresó: "Ha sido un encuentro muy rico, porque el último encuentro lo habíamos tenido en Ecuador, por lo tanto es siempre una alegría que quienes estamos en la misma pastoral, quienes tenemos las mismas inquietudes, las mismas dificultades, los mismos logros, podamos compartir. Siempre es una gran riqueza el diálogo, la reunión. Ayuda a consolidar la pastoral de comunión, la comunicación, ayuda a la comunión y por tanto a comunicarnos y a encontrarnos”.

"En conversación con un grupo de obispos, nos parecía importante poder encontrarnos, aunque sea por estos medios, hasta tanto tengamos la posibilidad de los encuentros presenciales. Agradecemos a la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que nos facilitó su cuenta en la plataforma Zoom, para podernos comunicar”.

Por último, el obispo castrense de la Argentina aseguró que “la reunión fue muy rica, muy buen encuentro, que esperemos no se corte. En este ámbito, próximamente, nos volveremos a juntar en julio, donde también podremos pensar, en un tiempo pospandemia, en un encuentro presencial entre todos”.+