Martes 16 de agosto de 2022

Santiago del Estero celebró la fiesta central de Mama Antula

  • 15 de marzo, 2022
  • Villa Silípica (Santiago del Estero)
La celebración fue el domingo 13 de marzo, luego de varias semanas de preparación, oración, y peregrinaciones. Asistieron alrededor de 8.000 personas al santuario.
Doná a AICA.org

Luego de varias semanas de preparación, la comunidad de Santiago del Estero celebró a la batea Mama Antula, el pasado domingo 13 de marzo, en una extensa jornada que comenzó con el desayuno y terminó con un fogón fraterno pasado el mediodía. 

Este año, el lema de la festividad fue: "Mama Antula, mujer laica y misionera al servicio de Dios y de los pobres", y las actividades en su honor comenzaron a fines de enero. 

La celebración central fue el domingo 13, en el santuario erigido en honor a la beata en su tierra natal, Villa Silipica, y participaron de las festividades alrededor de 8.000 personas. La misa fue presidida por el obispo auxiliar de la diócesis de Santiago del Estero, monseñor Enrique Martínez Ossola, y concelebrada por el responsable del santuario, presbítero Mario Ramón Tenti, y sacerdotes de comunidades vecinas.

Previamente a la gran fiesta, la imagen de Mama Antula había estado peregrinando por varias comunidades de la diócesis durante todo el mes de febrero. El rector del santuario reconoció que esta imagen viajera despertó gran fervor y participación de los fieles. 

Además, destacó la participación de las familias, que tuvieron una participación activa en el rezo de la novena a la patrona, que comenzó el 3 de marzo y finalizó el sábado 12. 

El sábado se realizó "El camino de Mama Antula" y una vigilia previa a la fiesta central, con la “ceremonia de la luz” en la que se buscó evocar que, “así como María Antonia recorrió caminos haciendo conocer a Jesús donde no lo conocían, hoy sigue siendo una antorcha que ilumina a su pueblo", señaló el padre Tenti. Al finalizar, se compartió una cena comunitaria. 

La multitudinaria jornada del domingo comenzó con un desayuno a las 8 en la capilla de Nuestra Señora de Montserrat, siguió con el rezo del rosario a las 9, y continuó con la peregrinación hacia el santuario, acompañada por acordeonistas, bombistos y jinetes. La misa celebrada por monseñor Martínez Ossola culminó con un fogón comunitario.

En cuanto al cariño que expresaron los fieles durante la peregrinación, el padre Tenti señaló: "Fue una tocante manifestación de religiosidad popular que protagonizaron los bombistos, los jinetes y los músicos de la zona".

Según el presbítero, la devoción a la misionera santiagueña fue creciendo de forma muy rápida desde su beatificación, que fue hace seis años, en 2016. “La fiesta patronal diocesana, en Villa Silípica, va creciendo y tomando un volumen de participación muy lindo, sobre todo de los sectores sociales más bajos”, comentó.+