Martes 30 de noviembre de 2021

Sacerdotes y agentes de pastoral "escuchan en la calle" a quienes sufren por las adicciones

  • 27 de junio, 2017
  • Córdoba
Agentes de la Pastoral de Adicciones y sacerdotes están brindando un "servicio de escucha" a quienes sufren a causa de adicciones, en puestos ubicados en la explanada de la catedral de Córdoba. Estarán allí hasta el viernes 30 de junio, "para dar contención e información" a quienes lo necesiten.
Doná a AICA.org
Sacerdotes y agentes pastorales de la arquidiócesis de Córdoba capacitados en Pastoral de Adicciones están disponibles para escuchar en la calle a personas que estén pasando por alguna adicción, a familiares o amigos de adictos que atraviesan este drama y necesitan hablar o compartir su situación, y a personas que quieren ayudar y no saben cómo.

La "jornada de escucha" comenzó el lunes 26 de junio, en el marco del día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico de drogas, y continuará hasta el viernes 30, en la explanada de la catedral, plaza San Martín, en la ciudad de Córdoba.

El equipo de la Pastoral de Adicciones cuenta con la capacitación y formación necesaria para ofrecer este "servicio de escucha" para estos casos, como también para brindar la información, orientación y asesoramiento que ayuden a generar una salida posible. Para muchos, este espacio puede ser una oportunidad para buscar un camino posible, encontrar contención y acompañamiento sincero de otros.

"Esquinazos por la vida"
La Pastoral de Adicciones de la arquidiócesis de Córdoba organizó ?además- los "Esquinazos por la vida", durante el fin de semana del 24 y 25 de junio.

La iniciativa invitó a acercarse a una esquina concurrida de cada barrio "con amigos, familia, la comunidad parroquial, escuelas, centros vecinales, centros de salud", vestidos con ropa o accesorios de color verde (color de la lucha por la vida), llevando carteles con frases y mensajes que digan "Vida libre de adicciones".

Los participantes informaron y entregaron folletería a quienes circulaban por las veredas y a quienes frenaban en los semáforos.+