Viernes 17 de septiembre de 2021

Prudencia y cautela ante una imagen que dicen que llora sangre

  • 5 de diciembre, 2012
  • Salto Grande (Santa Fe)
En la noche del lunes 3 de diciembre se encontró en el pueblo de Salto Grande, en jurisdicción de la arquidiócesis de Rosario, una imagen de la Virgen María en la advocación "Que Desata los Nudos" que en apariencia exudaría un líquido rojizo. Frente al asombro y la curiosidad de los 2.300 habitantes del pueblo, ubicado a 55 kilómetros de la sede episcopal, el arzobispado de Rosario pidió a los fieles mantener "prudencia y cautela" ante el hecho presuntamente extraordinario. El párroco local dijo a AICA que "es un líquido que aparentemente emana de la imagen".
Doná a AICA.org
En la noche del lunes 3 de diciembre se encontró en el pueblo de Salto Grande, en jurisdicción de la arquidiócesis de Rosario, una imagen de la Virgen María en la advocación "Que Desata los Nudos" que en apariencia exudaría un líquido rojizo. Frente al asombro y la curiosidad de los 2.300 habitantes del pueblo, ubicado a 55 kilómetros de la sede episcopal, el arzobispado de Rosario pidió a los fieles mantener "prudencia y cautela" ante el hecho presuntamente extraordinario. El párroco local dijo a AICA que "es un líquido que aparentemente emana de la imagen".

Según consignaron medios locales y corroboró a AICA el presbítero David Rogani, párroco de la Natividad de la Santísima Virgen María, la imagen que se hallaba desde hace meses en el hall del centro de salud, fue encontrada con estas características el lunes a las 20 por un empleado del hospital Benito Daviega?SAMCO. Al encender la luz de la administración halló la imagen aparentemente "ensangrentada".

La imagen de la Virgen que Desata los Nudos fue donada por un fiel del Apostolado de la Virgen María, que en agosto de este año acercó la estatuilla bendecida, de unos 40 o 50 centímetros de alto, al centro asistencial.

"Es un líquido que aparentemente emana de la imagen", dijo a esta agencia el presbítero Rogani, quien además relató que la imagen se hallaba detrás de un mostrador vidriado al ingreso del hospital y cubierta con un envoltorio de origen plástico, aunque no se descarta algún tipo de intervención humana sobre la figura mariana.

Repercusión
Desde la mañana del martes cientos de fieles hicieron fila para pasar delante de la imagen. "Como todos, estamos viendo con mucha prudencia si responde a una manifestación sobrenatural o no", comentó a esta agencia el sacerdote, que atiende a la comunidad local y a la de localidades vecinas como Luis Palacios, Lucio López y Colonia Médici.

"Por lo pronto, el arzobispado está al tanto de la situación y "pide prudencia y cautela" hasta que se compruebe si verdaderamente es un designio de Dios y de la Virgen", expresó el padre Rogani en comunicación telefónica, y dijo que aguardaba volver a comunicarse con el arzobispo, monseñor José Luis Mollaghan, para conocer el proceder a futuro.

"Me encontraba en la casa de mis padres, en Arroyo Seco, y me llamaron al celular dándome cuenta de una imagen "que comenzó a sangrar". Constaté que hay una emanación rojiza, aunque no podemos afirmar si se trata de sangre", reconoció el presbítero David Rogani.

"Monseñor Mollaghan me expresó que es un hecho llamativo, y que si los fieles se quieran acercar pueden hacerlo, aunque es muy pronto para hablar de una manifestación sobrenatural", indicó el sacerdote.

La imagen
Las autoridades del hospital y la policía local consideraron que la imagen no debería permanecer en el centro asistencial, de modo de no entorpecer las prestaciones de salud que se llevan a cabo ante una eventual afluencia multitudinaria de fieles, por lo que decidieron trasladar la imagen de la Virgen María al salón de usos múltiples del hospital, donde permanecerá hasta que las autoridades determinen su ubicación definitiva.+