Lunes 17 de junio de 2024

Orar por Ucrania que sufre la crueldad de los mercenarios

  • 9 de noviembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa recordó hoy, durante la audiencia general, a la "atormentada Ucrania" y exhortó a rezar "por este pueblo atribulado que sufre tanta crueldad".
Doná a AICA.org

“Renuevo mi invitación a orar por la atormentada Ucrania: pidamos al Señor la paz para este pueblo atribulado que sufre tanta crueldad por parte de los mercenarios que hacen la guerra”, dijo este miércoles 9 de noviembre el papa Francisco en sus palabras finales de la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro ante miles de fieles provenientes de todo el mundo.

El Santo Padre también se refirió a Ucrania cuando saludó a los fieles polacos, al recordar el próximo aniversario (pasado mañana), de la independencia de Polonia. “Este significativo aniversario -deseó del Papa- suscite en todos agradecimiento a Dios y un renovado compromiso por la fraternidad, la protección de la vida y la dignidad de la persona humana en Polonia y en el ámbito internacional, especialmente en la vecina Ucrania”. 

Ucrania: Iglesia de mártires
También participaron de la audiencia general los monjes y monjas ucranianos, presentes en Roma para participar de la II Asamblea Internacional de Superiores de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana que comienza hoy. Antes de la audiencia las religiosas le regalaron al pontífice unas casullas con la imagen de la crucifixión de Jesucristo y de Ucrania.

Las vestiduras litúrgicas de rito latino -confeccionadas por las hermanas del Verbo Encarnado-, representan una cruz con Jesucristo crucificado en ella. Encima están los contornos simbólicos de la Iglesia. En ambos lados está la inscripción "Ecclesia Martyr" (Iglesia de los Mártires). El calvario, sobre el que descansa la cruz, parece brotar de la Ucrania ensangrentada. Debajo del contorno del mapa de Ucrania, las manos de dos ángeles representan una copa en la que fluye la sangre de los mártires.

La hermana María, abadesa del monasterio de las Hermanas del Verbo Encarnado, explicó que este regalo, tiene como objetivo mostrar a la Iglesia ucraniana como una Iglesia de mártires, como dijo una vez el papa san Juan Pablo II. “Nuestra Iglesia confirmó su unidad con Pedro a través de la sangre de los mártires desde el comienzo de su creación. Tenemos ejemplos del santo mártir Yosaphat Kuntsevich y muchos mártires del siglo XX”, destacó la religiosa.

Finalizada la audiencia, el Santo Padre se acercó personalmente a los religiosos ucranianos y conversó unos minutos con ellos. Saludando en ucraniano con "¡Gloria a Jesucristo!", el Papa expresó su preocupación y apoyo por el pueblo que sufre de Ucrania, invocando la protección especial de la Madre de Dios, los invitó a orar juntos por la paz en Ucrania. Al agradecer el regalo, Francisco calificó, una vez más, la guerra de Rusia contra Ucrania como “cruel y odiosa”.

La II Asamblea Internacional de Superiores de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana se realizará del 9 al 12 de noviembre en Roma. Se lleva a cabo una vez cada cinco años y para este año el programa contempla una serie de actividades para el desarrollo de las comunidades monásticas y los desafíos y dificultades que el monacato ucraniano afronta en estos días relacionados con la guerra.+