Jueves 29 de octubre de 2020

No cedan a la tentación de la venganza, pide el obispo de Maiduguri

  • 9 de abril, 2015
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
"No cedan a la tentación de la venganza", dice el obispo de Maiduguri, monseñor Oliver Dashe Doeme, a las personas desplazadas que regresan a sus casas destruidas. "Pueden destruir nuestras instalaciones, pero no nuestra fe. Nuestra fe es fuerte y viva, en la persecución somos purificados", señaló el prelado al visitar a los desplazados que regresaron a las aldeas que acaban de ser liberadas de la presencia de Boko Haram, por las tropas de Nigeria, Níger, Camerún y Chad.
"No cedan a la tentación de la venganza", dice el obispo de Maiduguri, monseñor Oliver Dashe Doeme, a las personas desplazadas que regresan a sus casas destruidas. "Pueden destruir nuestras instalaciones, pero no nuestra fe. Nuestra fe es fuerte y viva, en la persecución somos purificados", señaló el prelado al visitar a los desplazados que regresaron a las aldeas que acaban de ser liberadas de la presencia de Boko Haram, por las tropas de Nigeria, Níger, Camerún y Chad.

Según los informes del padre Gedeón Obasogie, director de Comunicaciones de la diócesis de Maiduguri, -de los que informa la agencia Fides-, la delegación encabezada por monseñor Doeme visitó varias comunidades en los estados de Adamawa y Borno.

La diócesis de Maiduguri, de hecho, incluye los estados de Borno, Yobe y algunas zonas del Adamawa.

Las personas desplazadas y los refugiados que regresaron de Camerún se enfrentan a enormes dificultades. Varias familias siguen estando separadas y muchas personas están desaparecidas. Los ancianos que no pudieron huir prefirieron ser asesinados antes que renunciar a la fe cristiana. Las casas fueron completamente saqueadas, las iglesias y otras estructuras completamente destruidas.

Pero el obispo y los sacerdotes que lo acompañaban durante la misa de reconciliación instaron a los fieles a no ceder a la tentación de la venganza y a permanecer firmes en la fe, recordando que el Rosario es el arma más poderosa para un cristiano.+