Lunes 27 de junio de 2022

Nigeria: Liberan al P. Ozigi, pero otros dos sacerdotes permanecen secuestrados

  • 12 de abril, 2022
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
El párroco de la iglesia Santa María, en el pueblo de Sarkin Pawa, en el estado de Níger, que se encontraba secuestrado desde el 27 de marzo fue liberado sin haberse pagado ningún rescate.
Doná a AICA.org

El padre Leo Raphael Ozigi, secuestrado junto con otros 44 aldeanos por unos bandidos en la noche del domingo 27 de marzo fue liberado sin mediar pago de rescate alguno, así lo confirmó a la agencia Fides el padre Patrick Tor Alumuku, director de Comunicaciones Sociales de la arquidiócesis de Abuja.

El padre Ozigi, es el tercer sacerdote católico secuestrado durante el mes de marzo en Nigeria. Se trata del párroco de la iglesia de Santa María, en la aldea de Sarkin Pawa, en el estado de Níger (en el "Middle Belt", la zona central que separa el norte predominantemente musulmán del sur predominantemente cristiano). 

“Desde hace años los obispos nigerianos dispusieron que la Iglesia no puede pagar rescates por la liberación de sacerdotes o religiosos secuestrados”, explicó a Fides el padre Patrick. “Esto no excluye que los familiares y amigos de los secuestrados puedan tomar medidas para encontrar la suma exigida por los secuestradores”, añadió.

El padre Ozigi fue liberado la noche del 8 de abril en la carretera Kaduna-Zaria. Según fuentes de los medios de comunicación, el sacerdote estaba cautivo en un escondite en un bosque del estado de Kaduna al que había sido trasladado tras su secuestro.

Además del padre Ozigi, otros dos sacerdotes fueron secuestrados en Nigeria en marzo, ambos en el estado norteño de Kaduna: el padre Joseph Akete Bako, párroco de la iglesia de San Juan en Kudenda, en el área de gobierno local de Kaduna Sur, secuestrado en la noche del 8 de marzo en un asalto a su casa parroquial durante el cual murió una persona y el padre Félix Zakari Fidson, de la diócesis de Zaria, secuestrado el 24 de marzo.

La grave situación de inseguridad en el país africano preocupa a los obispos quienes recientemente reclamaron en un comunicado que “el gobierno debería dejar de meter la cabeza bajo tierra como el avestruz en cuestiones de seguridad y asumir la responsabilidad de detener y perseguir a los que aterrorizan a los nigerianos inocentes” y advirtieron que “los nigerianos están hartos de las endebles excusas y falsas promesas del gobierno para hacer frente a los terroristas”.

“Nuestro país –indicaron los prelados nigerianos en su comunicado- hace tiempo que se tambalea al borde de un estado fallido. Por lo tanto, el gobierno debe dejar de jugar al avestruz mientras la nación se desangra profusamente y tomar medidas urgentes para desenmascarar a los terroristas y a sus patrocinadores sin más dilación”.

Asimismo, el tema de la inseguridad, también figura en la agenda de la próxima asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Regional de África Occidental (Recowa) que se celebrará en Abuja, del 2 al 9 de mayo y a la que se espera que asistan más de 150 obispos, según lo anunció el padre Zacharia Samjumi, secretario general de la Recowa, en una declaración firmada por su presidente, el arzobispo de Abuja, monseñor Ignatius Ayau Kaigama.+